Afectados por el Síndrome de Aceite Tóxico piden reparación moral y atención

Imagen del juicio sobre el Síndrome Tóxico. Madrid 30/03/1987./
Imagen del juicio sobre el Síndrome Tóxico. Madrid 30/03/1987.

La plataforma que aglutina los intereses de los más de 1.500 afectados por la intoxicación del aceite de colza insiste en solicitar un mayor reconocimiento

EFE

Los más de 15.000 afectados por el Síndrome del Aceite Tóxico en España esperan de las administraciones públicas una reparación moral y mejor atención por una intoxicación que en los años 80 originó 5.000 muertes, ha explicado hoy la presidenta de la Plataforma de víctimas, Carmen Cortés.

Ha hecho estas reivindicaciones en declaraciones a los periodistas en el Centro de Referencia Estatal de Enfermedades Raras (CREER), antes de participar en una jornada sobre este síndrome, popularmente vinculado al consumo de partidas de aceite de colza adulterado.

Cortés ha insistido en que lamenta el olvido que han sufrido y que no se hayan incluido las secuelas que sufren como discapacidad hasta este mismo año por parte del Instituto de Servicios Sociales, Imserso. «Fue la primera enfermedad rara de este país pero, no se sabe por qué, en algún momento se ha olvidado esta parte de la historia de España que fue especialmente grave«, ha resumido.

El subdirector general de Gestión del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, Daniel Cano, ha participado también en las jornadas, en las que ha asegurado que no se ha abandonado a los afectados y ha puesto en duda las cifras que aporta la Plataforma.

«Desconozco la cifra exacta de afectados pero me parece que es inferior a lo que dice la plataforma, pero lo que está claro es que no se ha olvidado lo ocurrido y la prueba es esta misma jornada, en un centro dependiente del Imserso«, ha afirmado Cano.

Las jornadas del CREER, hoy y mañana, pretenden formar a los profesionales para poder contar con valoraciones adecuadas de la situación actual de las víctimas de lo que se llamó 'Neumonía Atípica', cuando durante años se desconocía el origen y el alcance del envenenamiento por el consumo de aceite de colza desnaturalizado con anilina.

La presidenta de la plataforma ha recordado que los afectados siguen padeciendo «un rosario de patologías» como secuelas del Sindrome del Aceite Tóxico, con una afectación vascular generalizada, en venas, arterias y órganos, con mialgias severas e incapacitantes, entre otras afecciones y reclama medidas para mejorar la calidad de vida de los afectados, cuyo estado se ve agravado por su envejecimiento, al tiempo que pide «profundizar en la investigación de los efectos que tendrá en sus descendientes la herencia genética de la enfermedad».

Carmen Cortés ha asegurado que no se ha realizado un seguimiento de las víctimas, que han sido «abandonadas a su suerte».

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos