Los australianos de Queensland podrán poner emoticonos en las matrículas

Imagen del sistema con el que lo ciudadanos de Queensland (Australia) puede elegir una matrícula personalizada con un emoticon./Europa Press
Imagen del sistema con el que lo ciudadanos de Queensland (Australia) puede elegir una matrícula personalizada con un emoticon. / Europa Press

Solo están autorizados cinco símbolos con caras, como la que sonrie, la representa una carcajada, con corazones, con gafas de sol y la que guiña el ojo

EUROPA PRESS

Los conductores del estado de Queensland, en el noreste de Australia, podrán incorporar desde marzo algunos emoticonos en las matrículas de sus vehículos, según ha informado el diario digital 'Brisbane Times'. Los emoticonos que se podrán añadir a las matrículas son únicamente cinco, con caras representando diferentes expresiones y emociones (la cara sonriente, el rostro con corazones, el que lleva gafas de sol, el que guiña un ojo y el que muestra una carcajada).

Los emoticonos se podrán incorporar a las matrículas de los vehículos del estado de Queensland desde el 1 de marzo y deberán ir acompañados por tres letras y dos números, según ha explicado el organismo Matrículas Personalizadas de Queensland. Las nuevas matrículas con emoticonos tendrán un coste de unos 300 euros.

Varios expertos legales han cuestionado si estas caras en las matrículas podrían dificultar la identificación de los vehículos, especialmente cuando se tengan que anotar en caso de accidentes. El presidente de la Sociedad Legal de Queensland, Bill Potts, ha advertido de que la Policía podría tener problemas con la identificación de las matrículas con sus sistemas automáticos, que escanean las placas y comprueban si los vehículos han sido sancionados.

«Claramente el Gobierno está intentando hacer más interesantes las matrículas, con la vista puesta en conseguir más dinero y puedo entenderlo», ha indicado. «Pero el objetivo de las matrículas es que la Policía pueda identificar los vehículos», ha añadido. «¿Cómo se anota el emoticono de tu matrícula después de un accidente?», ha planteado.

En 2017, un grupo internacional de investigadores de Australia y de Reino Unido pidieron que se estudiara el empleo de emoticonos. La investigadora de la Universidad Católica Australiana Stephanie Malon, que ha realizado investigaciones sobre emoticonos con colegas de Reino Unido, ha explicado que su investigación aportó interesantes conclusiones. «Los emoticonos nos dan una visión sobre el comportamiento humano en la era digital», ha señalado.