«Al final el cáncer lo tenías en la cama y no en los pulmones»

Vivienda de Cabana de Bergantiños en la que se produjo el asesinato./EFE
Vivienda de Cabana de Bergantiños en la que se produjo el asesinato. / EFE

Ivana, hija de la última víctima mortal de la violencia machista, escribe una carta de despedida a su madre en la que reclama tolerancia cero con esta lacra

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Ivana Gil se quedó sin madre el domingo. En la casa familiar de la parroquia coruñesa de Canduas (Cabana de Bergantiños) su padre disparaba a Belén tres veces con un revólver sin licencia. Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por la vida de Ana Belén Varela Ordóñez, la víctima 26 de esta lacra social en este 2018. Ella estaba en la casa con su hermano cuando su padre mató a su madre. «Fuerte eras, eso nadie lo puede negar, que hasta para matarte lo tuvieron que hacer por la espalda», le escribe Ivana a su madre en un emotivo texto colgado en su muro de Facebook.

Un lugar al que reconoce que no se imaginaba acudir pero que le sirve para recordar a su madre. «Belén, tu fuiste víctima, asesinada por tu propio marido, y ahora te toca decirles a todas las que lo necesiten que tienen que actuar por y para ellas y no solo hacer lo que el mundo espera que hagan», apunta Ivana que busca y exige «la pena máxima, porque no creo que nadie, NADIE, ni siquiera un padre, tenga el derecho de quitarme a lo que más quería en el mundo, a lo que más necesitaba, a mi otra mitad, a mi princesa guerrera, a ti...que lo hacías todo siempre con tanta pasión, con tanta dedicación».

«Siempre fuiste mi claro ejemplo a seguir, ejemplo como madre, como esposa y como persona, pero tu gran defecto siempre fue fiarte de quien no debías y tú lo sabías. Te vi caerte y levantarte en situaciones en las que otros no podrían», le dice a la progenitora, a la que gritaba por lo mucho que fumaba. «Y al final el cáncer lo tenías en la cama y no en los pulmones», señala.

«Necesito que no seas una más sino que seas ELLA, la que conciencie, la que quite vendas, la que motive, la que haga entender que hay que actuar YA», dice Ivana. «Tú desde ahí arriba y yo desde aquí abajo tenemos que gritarlo, ¡TOLERANCIA CERO, DESPIERTA, MUÉVETE!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos