Primer juzgado por un bebé robado: «Solo sabía de temas médicos» | BURGOSconecta

Primer juzgado por un bebé robado: «Solo sabía de temas médicos»

Inés Madrigal, que nació en 1969 y fue sustraída de su madre biológica y entregada a una mujer estéril. / Efe

El doctor Vela, de 85 años, exhibe su olvido en su declaración como acusado por la sustracción de Inés Madrigal en una clínica de Madrid en 1969

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

«Yo solo sabía de temas médicos». El doctor Eduardo Vela, de 85 años, ha declarado esta mañana como acusado en el primer juicio por un caso de bebés robados en España. El médico se enfrenta a 11 años de prisión por el presunto robo de Inés Madrigal Pérez en la clínica San Ramón de Madrid en 1969. La vista oral se celebra tras desestimar el tribunal la petición del procesado de aplazarlo indefinidamente por una supuesta enfermedad degenerativa, dado que el examen forense practicado descarta esa patología.

Vela, con evidentes muestras de cansancio, ha exhibido el más absoluto olvido en el interrogatorio de la fiscal. No ha recordado, dijo, que en su clínica se realizaran adopciones ni los nombres de buena parte de los médicos que trabajaron con él. Descartó la identificación de su firma en uno de los indicios clave del caso, que justificaría la falsedad documental. Y tampoco se acordó del asunto concreto de Inés Madrigal, que le ha perseguido los últimos años.

«Creo que en la clínica no había un libro de registro, y si hubiera yo no lo cumplimentaba. El trabajo de las fichas lo hacían matronas, enfermeras, pero yo no. No me llevé ningún documento cuando se cerró la clínica (en el Paseo de La Habana de Madrid, hoy desaparecida). No sé lo que ha pasado, han pasado tantos años...».

El doctor Vela trabajó en la clínica San Ramón de Madrid, como Sor María Florencia Gómez Valbuena, la primera persona a la que un juez abrió diligencias penales y llegó a ser citada para declarar como imputada, pero la monja alegó motivos de salud para no acudir y cuatro días después falleció, en enero de 2013.

«Vale más por lo que calla»

La Fiscalía pide 11 años de prisión para el doctor por participar en el robo de Inés Madrigal, que nació en 1969 y fue sustraída de su madre biológica y entregada a una mujer estéril, a quien Vela le había recomendado fingir un embarazo con cojines, mientras que la acusación particular solicita trece años de cárcel.

El Ministerio Público acusa a Vela de un delito de sustracción de menor de siete años, otro de suposición de parto cometidos por facultativo y otro de falsedad en documento oficial y fija, además, una indemnización a Inés Madrigal de 350.000 euros.

Vela ya declaró como imputado en diciembre de 2013 en relación con la denuncia del robo de Inés Madrigal, aunque se desvinculó de esa supuesta trama y negó su participación en los hechos, pues aunque reconoció su firma en el certificado de nacimiento de Madrigal dijo que «firmaba cosas sin mirarlas».

La denunciante del caso ha afirmado a las puertas del juzgado que no tiene necesidad de «venganza», si bien ha manifestado que si entra en la cárcel por su caso no pedirá que salga. «Me encantaría que pidiera perdón porque ha hecho mucho daño. No lo va a hacer. Sabe muchos secretos. Vale más por lo que calla», ha aseverado la presidenta de S.O.S Bebés Robados de Murcia y la denunciante del caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos