Condena de 19 años de prisión para el violador de Opañel

Condena de 19 años de prisión para el violador de Opañel

El agresor de cinco jóvenes actuaba siempre en la misma zona de Madrid, en horas de la mañana, atacando a sus víctimas por la espalda para someterlas

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Eran las siete de la mañana de un día de febrero aún oscuro cuando N.P., una joven de 20 años, salía del Metro de Opañel. La seguía Anthony V., quien la asaltó en una calle de Carabanchel, en el sur de Madrid. Le exigió el móvil y la empujó con violencia contra un coche. Forcejearon y él se impuso por la fuerza. El agresor la penetró analmente y huyó después de arrebatarle el dinero que tenía, 20 euros. Hora y media después, Anthony, adicto a la cocaína, se abalanzó sobre I. S., una niña de 16 años, y la inmovilizó, sujetándola del cuello y asfixiándola. Le quitó el teléfono y las llaves y tocó sus partes íntimas. «Te voy a follar», la intimidó. Sin embargo, no logró cumplir su amenaza.

Una semana más tarde, volvió a las andadas, también por partida doble, en horario de madrugada. Un poco antes de las dos de la mañana, apostado cerca del metro de Opañel, volvió a agarrar del cuello a otra joven, M. D., de 18 años, a la que tiró al suelo e inmovilizó con el pie sobre su cabeza. Le pegó en el rostro y la manoseó. Cinco horas después, por la misma zona, apresó a otra mujer, un año mayor que la anterior. A J. M. la retuvo con los brazos alrededor de su cuerpo y también la agredió sexualmente.

Volvió a actuar, por quinta vez en el mismo lugar y a la misma hora de la mañana, aunque ya a plena luz de un día de junio, también a las 7:30 h, contra una niña de 14 años, O. N. Mismo método: la acechó por la espalda hasta sorprenderla para taparle la boca e inmovilizarla. Primero le robó su móvil, de alta gama, y después le tocó su zona vaginal. La chica se resistió pero no pudo repeler a este hombre de 22 años, que cazaba a sus víctimas, siempre más débiles y solas, en los predios del metro en 2017.

Ahora la Audiencia Provincial de Madrid ha sentenciado a Anthony V. a 19 años y medio de prisión, además de una década de libertad vigilada con prohibición de residir en Carabanchel, tras haberse reconocido responsable de estas cinco agresiones sexuales y de los robos con violencia. «El 'modus operandi', era el mismo, siempre con mucha violencia, cogía por el cuello, tenía una forma de actuar, un patrón, además de una zona determinada donde actuaba y siempre a determinadas horas del amanecer», mantiene la sentencia. La policía lo capturó el 13 de diciembre de 2017, después de efectuar labores de seguimiento, y desde esa fecha se encuentra en prisión.