Condenados a prisión unos padres por maltratar a su hijo adoptado

El niño, que sufrió malos tratos durante seis meses, llegó a ingresar en coma en un hospital

J.V. MUÑOZ-LACUNAAlbacete

La Audiencia Provincial de Albacete ha condenado al padre y a la madre de un niño adoptado a 15 y 3 años de prisión, respectivamente, por malos tratos habituales y varios delitos de lesiones. Los condenados, de origen chino, adoptaron a un niño de 4 años, de esta misma nacionalidad, en octubre de 2016. Desde entonces y durante seis meses le sometieron a continuos malos tratos como golpes, empujones y arañazos.

Las agresiones fueron a más con el paso del tiempo –en una ocasión llegaron a quemarlo con la rejilla de una estufa- hasta que el 13 de abril de 2017 el pequeño ingresó en el Hospital Público General de Almansa (Albacete) con parada cardiorrespiratoria por la paliza recibida.

Los profesionales sanitarios que lo atendieron comprobaron que el niño presentaba fracturas antiguas en las extremidades y en varias costillas, por lo que alertaron a las fuerzas de seguridad que arrestaron a la pareja.

Durante el juicio, el padre reconoció los hechos y trató de exculpar a su esposa. Según su testimonio, tenía problemas de ludopatía con las máquinas tragaperras y volcaba su frustración en maltratar al niño.

Aunque la Fiscalía  pedía para los padres 44 años de cárcel por intento de asesinato, finalmente la pena impuesta es menor. Además, no podrán acercarse al menor a menos de 200 metros, ni comunicarse con él durante 6 años y se les priva de la patria potestad. También deberán indemnizar al niño con 78.665 euros y al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha con 37.094 por los gastos derivados de la atención al pequeño.

 

 

Fotos

Vídeos