Desenmascarar la violencia de género en el medio rural

La Asociación 'La Rueda' pone en marcha la campaña 'Sigue las señales'

Integrantes de la Asociación 'La Rueda'./Ricardo Ordóñez - ICAL
Integrantes de la Asociación 'La Rueda'. / Ricardo Ordóñez - ICAL
NOELIA MARISCAL - ICAL

La Asociación Burgalesa para la Defensa de la Mujer La Rueda puso en marcha a principios de 2019 la campaña 'Sigue las señales'. Esta iniciativa, dirigida a las diferentes localidades de la provincia de Burgos, tiene el objetivo de acercar a las zonas rurales información sobre qué significa la violencia de género y cómo actuar ante un caso que pueda darse en su entorno más próximo.

La presidenta de La Rueda, Laura Pérez, explica que el motivo por el que decidieron llevar a cabo esta campaña fue el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Cuando se publicó la partida correspondiente a la consignación presupuestaria de este acuerdo y vieron cuánto le correspondía a los ayuntamientos de Burgos, desde la asociación hicieron un «análisis de la realidad de la provincia».

Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que la mayor parte de los pueblos tenía un presupuesto de entre 700 y 800 euros para hacer acciones. «La provincia burgalesa es la que más ayuntamientos tiene de España», señala, por lo que pensaron que con esa cantidad de dinero «poco se podía hacer».

Es en este momento cuando surge la idea de poner en marcha una «campaña más amplia» con el objetivo de informar a la ciudadanía del entorno rural sobre lo que es la violencia de género, así como de «los dispositivos y recursos que hay a su alrededor», para que estas personas sepan a «donde tienen que acudir y qué se pueden encontrar», añade.

«Violencia subyacente»

Pérez señala además, que existe una «violencia subyacente» que no se está viendo, relacionada con la violencia de género, y que puede estar en «el ámbito rural», añade. Asimismo, considera que en este entorno «se siguen arraigando ciertas ideas», que pueden llevar a que se produzca una situación de maltrato.

Una situación como esta puede llevar a que muchas mujeres que viven en los pueblos tengan que «dejar su casa por tener que ir a un recurso de protección que está en la ciudad». Esto implica que abandonan este mundo rural en el que vivían para desplazarse a la capital, en ocasiones en busca de ayuda y protección.

«No es lo mismo si te separas por una relación de violencia de género en Burgos capital, que es más fácil, que si te divorcias en tu pueblo», asevera Pérez, por lo que considera que es «importante abrir ese melón de la violencia en el mundo rural».

Esta realidad que lleva a que muchas mujeres abandonen sus hogares o que incluso en ocasiones soporten malos tratos por no saber cómo actuar ante una situación así, fue otro de los impulsos de la Asociación para poner en marcha esta campaña.

«Información, formación y sensibilización directa»

La presidenta de La Rueda explica que su idea no era quedarse solo en «hacer unos trípticos y distribuirlos por las localidades», sino también complementarlo con acciones de «información, formación y sensibilización directa», porque es «necesario» propiciar «espacios donde explicar detalladamente y resolver dudas». En este sentido, señala que a veces «se tiene un poco olvidado» el mundo rural y «no hay la misma cobertura o las mismas alternativas».

Por ello, dentro de su proyecto ofrecen más de 20 líneas temáticas, de las que esperan desarrollar por lo menos dos en cada municipio. Propuestas que van desde charlas o talleres hasta acciones de sensibilización de la igualdad dirigidas a la población infantil de este entorno y cine fórums «comentando o analizando determinadas películas», explica.

La idea es «incluir todas las situaciones de discriminación que sufren las mujeres», y además que estas propuestas sirvan también para que los más pequeños aprendan. Talleres que enseñen a las familias que «pueden promocionar esa educación sin distinciones», indica Pérez, y que «las mujeres vean modelos y ejemplos en diferentes disciplinas».

Para este proyecto se han volcado todas las profesiones que forman parte de la asociación, según cuenta su presidenta, un equipo de 14 personas, muy «interdisciplinar», y con perfiles profesionales muy variados. En él trabajan psicólogas, juristas, pedagogas, educadoras sociales, maestras, e incluso una persona dedicada al mundo de la publicidad y las relaciones públicas.

Folletos informativos contra la violencia de género.
Folletos informativos contra la violencia de género. / Ricardo Ordóñez - ICAL

Además, actualmente La Rueda tiene ya cerradas fechas con más de 30 ayuntamientos de la provincia, que han querido unirse a esta iniciativa, y están a la espera de confirmar con otros 20. Según aseguró la presidenta de 'La Rueda', su intención es continuar con este proyecto hasta el 30 de junio, puesto que esta el fecha límite que tienen los Ayuntamientos para gastar el presupuesto del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Desde la asociación consideran que es un «hándicap en la provincia» porque en invierno es cuando los pueblos disponen de menos gente, y por ello en muchas localidades les plantearon la importancia que tendría llevar a cabo este proyecto «durante el periodo estival», que es cuando más gente hay.

Por esta razón, y como ya se hizo el pasado año, la asociación se plantea «reimpulsar» su campaña para las fiestas 'Solo sí es sí', con la que buscan visibilizar que «solo un sí claro y consciente de una mujer quiere decir sí», y que el resto de contestaciones «se tienen que entender por un no».