Detenido por secuestrar tres días a su expareja tras romper una orden de alejamiento

Agentes de la Policía Municipal de Madrid./Archivo
Agentes de la Policía Municipal de Madrid. / Archivo

Los agentes de la Oficina de Atención al Ciudadano de Carabanchel consiguieron contactar con la mujer, quien avisó de que se encontraba retenida en un domicilio del distrito madrileño de Usera por este hombre, que había consumido varios tipos de estupefacientes y estaba muy nervioso y agresivo

EFEMadrid

Agentes de la Policía Municipal de Madrid encargados de la protección de víctimas de violencia machista han detenido a un individuo que mantuvo secuestrada durante tres días a su expareja, a quien además no podía acercarse por una orden de alejamiento dictada por un juez.

La Policía Municipal de Madrid ha informado hoy de la detención, ocurrida en la mañana de ayer después de que los agentes de la Oficina de Atención al Ciudadano de Carabanchel intentaran contactar con la mujer dentro de las tareas de seguimiento que siguen en el programa de protección a las víctimas (Viogen).

Tras varios intentos infructuosos, los agentes consiguieron contactar con la mujer, quien avisó de que se encontraba retenida por su expareja en un domicilio del distrito madrileño de Usera, que este había consumido varios tipos de estupefacientes y estaba muy nervioso y agresivo.

La víctima alertó de que temía por su vida, de modo que los policías se desplazaron al domicilio junto con otra patrulla del distrito y la madre de la víctima, a quien su hija escribía mensajes telefónicos para pedir ayuda.

En el portal del domicilio, el agresor dijo a los agentes que era hermano de la víctima y que allí no había nadie más.

Pero los policías llamaron al móvil de la mujer y quien respondió fue el mismo individuo que hablaba tras la puerta. En un segundo intento, los agentes pudieron escuchar cómo la víctima suplicaba al agresor que la dejara salir y éste gritaba: «Aquí no sales, puta».

En ese momento, la víctima escribió a su madre un mensaje en el que rogaba que entrasen o que la iba a matar.

Ante la urgencia, los policías pidieron refuerzos de una patrulla de la Unidad de Apoyo y Protección a la Mujer y un equipo de la Unidad de Apoyo a la Seguridad y entraron el domicilio, rescatando a la víctima y deteniendo al agresor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos