Ángela, mejor nota de EBAU en Burgos: «Hay mucha presión cuando te enfrentas a 2º de Bachillerato»

Ángela, primera por la izquierda, en la graduación junto a sus compañeros. /BC
Ángela, primera por la izquierda, en la graduación junto a sus compañeros. / BC

Ángela Pérez, alumna del IES Alfoz de Lara de Salas de los Infantes, ha obtenido la mejor nota de selectividad en Burgos | Esto le permite despreocuparse a la hora de encontrar universidad en la que estudiar Medicina

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Segundo de Bachillerato, hacer la selectividad, la llamada ahora EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), elegir qué hacer en el futuro, despedidas, emociones... el último curso del instituto está cargado de emociones, algo que lo hace inolvidable. Ángela Pérez, alumna del IES Alfoz de Lara de Salas de los Infantes, tiene un motivo más para recordar por siempre este curso, ha obtenido la mejor nota de la EBAU en toda la provincia de Burgos.

Esta mista tarde, después de comer, ha recibido una llamada de la Universidad de Burgos en la que se lo comunicaban, «me ha hecho mucha ilusión, todavía estoy en una nube, como que no me lo creo», reconoce. Su media de Bachillerato y la fase obligatoria de la EBAU suman un 9,93. Además, la media de Bachillerato, más la fase obligatoria y la optativa de la prueba de selectividad dan un total de 13,93. Puede que todo esto confunda a quien no está familiarizado con la prueba pero es fácil de explicar, Ángela se puede despreocupar a la hora de elegir universidad.

Ella quiere estudiar Medicina, baraja tres universidades, una en Madrid, otra en Valencia y otra en Barcelona. No tiene muy claro cuál escogerá como primera opción pero sí sabe que no tendrá que preocuparse mucho por la nota.

A principios de este último curso decidió que quería estudiar Medicina. Tenía en mente también otras carreras pero la orientación estaba clara, ciencias humanas y de la salud. «Me planteaba o Medicina o Biomedicina», reconoce. «Sabía que estas carreras exigían algunas de las notas más altas, así que me he esforzado al máximo durante todo este curso», añade.

Para ella, segundo de Bachillerato ha sido un curso «muy duro», eso ya lo sabía cuando empezó. Reconoce que se hace más complicado por la presión «yo misma me he autoexigido mucho pero desde el insituto, los profesores, el entorno se mete mucha presión. Es un momento importante», explica.

La semana anterior a la prueba intentó no pensar en ella, pero cuando se acercaba el momento, el miedo y los nervios empezaban a aflorar pero reconoce que, «cuando te sientas, es un examen más, no es para tanto y es mejor enfrentarlo más relajado».

Ha terminado su formación en el instituto, ha hecho la selectividad, la ha pasado con nota y ya ha comenzado a disfrutar la recompensa merecida a tanto esfuerzo. «El fin de semana pasado, al acabar la EBAU, nos fuimos todos los amigos a Santander», comenta. Ahora afronta un verano en el que quiere disfrutar y desconectar, «es el último año con la familia y los amigos tal y como hemos estado hasta ahora y hay que aprovecharlo», confiesa.

Termina de la mejor manera, e inesperada, un curso muy emocionante para Ángela. Ahora le tocará afrontar otros desafíos que seguro supera con esa capacidad de esfuerzo y serenidad, por el momento, a disfrutar de lo que venga.

Más información