La Escuela Politécnica lanza el proyecto 'Quiero ser Ingeniera' en busca de la igualdad en las disciplinas técnicas y tecnológicas

Presentación de programa 'Quiero ser Ingeniera'. /BC
Presentación de programa 'Quiero ser Ingeniera'. / BC

El Instituto de la Mujer ha concedido a la Universidad de Burgos una subvención de 70.000 euros para poner en marcha este proyecto

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El director de la Escuela Politécnica, Miguel Ángel Mariscal, y Begoña Suárez, subdirectora del Instituto de la Mujer, han presentado el programa'Quiero ser Ingeniera'. Un proyecto que tiene el propósito de «romper con los estereotipos que atribuyen a mujeres y hombres facultades diferentes y paliar la falta mano de obra de mujeres cualificadas en las disciplinas científicas y tecnológicas».

En los últimos años, las matriculaciones de mujeres en Ingeniería y titulaciones técnicas han decrecido. En el curso 2017-2018 y en el conjunto de las titulaciones de la Escuela Politécnica, de sus ocho grados, tan solo 1 superaba el 50% y el resto se situaba entre el 10 y 33 % de mujeres matriculadas, según los datos facilitados por el director de la Escuela Politécnica, Miguel Ángel Mariscal, en la presentación del proyecto 'Quiero ser Ingeniera'.

Mariscal ha subrayado que únicamente el 25% de los estudiantes de este centro son mujeres y en los másteres la proporción es muy parecida. Ante esta situación, el Instituto de la Mujer ha concedido a la Universidad de Burgos una subvención de 70.000 euros para poner en marcha este proyecto que busca elevar esas cifras y que estará desarrollado por la coordinadora del grado en Ingeniería Mecánica, Victoria Abad San Martín, que intentará fomentar entre las chicas preuniversitarias la participación en las profesiones del futuro y de alentar vocaciones en Ingeniería.

El proyecto cuenta con tres fases y se desarrollará hasta el 31 de julio de este año. La primera, y posiblemente la más importante de estas etapas, de sesiones informativas y jornadas de acercamiento a los institutos, trata de «enganchar a las chicas» explicando lo que es la ingeniería, las distintas versiones... Victoria Abad San Martín señaló que la Escuela tiene previsto visitar 18 centros en Burgos y contactar con más de 800 jóvenes.

En la segunda fase, que se desarrollará desde abril a mayo y en la que participarán más de 80 chicas, está previsto el desarrollo de talleres de robótica, contaminación ambiental, puentes… etc con el objetivo de despertar el interés por estos grados. En esta fase contarán con la colaboración de dos empresas L´Oreal e Hiperbaric.

La tercera consistirá en un campamento de verano que se celebrará en la primera quincena de julio.

Desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el Instituto de la Mujer puso en marcha este programa del que forman parte otras cinco universidades (Granada, Alicante, Cartagena y Madrid (Politécnica y Autónoma) y que han diseñado un proyecto muy parecido al desarrollado por la Universidad de Burgos. Estas universidades tratan de cambiar estereotipos y hacer visibles a las mujeres en las disciplinas técnicas y tecnológicas, unas materias completamente aptas para las mujeres y en las que se pueden desarrollar y en las que pueden ser referentes. Suárez recordó que las mujeres encabezan las mayores empresas tecnológicas de nuestro país Google, Facebook… «son –dijo- empleos de futuro en el que las mujeres tienen mucho que decir y esenciales en nuestro país».