Reclaman el mantenimiento de los centros públicos de educación especial de Burgos y Aranda

Representantes de las AMPA de Fuenteminaya y San Lesmes, de la Federación de AMPA de centros públicos y de AEREI han presentado esta mañana sus peticiones en la Subdelegación del Gobierno en Burgos./CC
Representantes de las AMPA de Fuenteminaya y San Lesmes, de la Federación de AMPA de centros públicos y de AEREI han presentado esta mañana sus peticiones en la Subdelegación del Gobierno en Burgos. / CC

Los padres de alumnos de los CPEE de la provincia aseguran que el traslado a colegios ordinarios no favorece la inclusión y que se debe únicamente a motivos económicos

CÉSAR CEINOS y GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Público de Educación Especial (CPEE) Fuenteminaya de Aranda de Duero y del CPEE Fray Pedro Ponce de León de Burgos, la Federación de AMPA de centros públicos y la Asociación de Enfermedades Raras con Epilepsia desde la Infancia (AEREI) han solicitado en la Subdelegación del Gobierno el mantenimiento de los CPEE y la retirada de la enmienda a la Ley Orgánica de Educación (conocida como Ley Celáa) que reorienta estos colegios en centros de recursos de apoyo.

Según han explicado esta mañana representantes de las cuatro entidades, el posible traslado de los estudiantes de los CPEE a los centros ordinarios que propone el Gobierno no favorece la integración de los jóvenes al tratarse de una «incorporación sin ningún sentido, sin ninguna cabeza y sin ninguna base». «Conocemos de primera mano que en los colegios ordinarios donde están integrados los estudiantes con discapacidad no tienen un profesor de apoyo», ha asegurado esta mañana Lorena Ruiz, de AEREI.

Rechazo postura CERMI

Asimismo, también han rechazado la propuesta del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) para transformar los CPEE en centros de recursos de apoyo. A su juicio, este cambio supondría la eliminación de los CPEE, que pasarían a ser «simple almacén» para las necesidades especiales de alumnos con discapacidad matriculados en colegios ordinarios.

Por otro lado, las cuatro asociaciones han afirmado que el Ejecutivo central no han mostrado de manera pública empatía con el alumnado de educación especial y han declarado que no han escuchado las opiniones ni del alumnado, ni de sus familias, ni de los profesionales de los CPEE.

«Se está haciendo una lectura interesada»

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, ha querido tranquilizar los ánimos de los responsables de los centros de educación especial, asegurando que en ningún caso se cerrarán dichos centros. En este sentido, ha señalado, «la intención de los legisladores» es precisamente la contraria, apostando por una atención a las necesidades educativas especiales «mejor y más moderna».

Sin embargo, ha insistido, «se está haciendo una lectura interesada» de las líneas generales de la reforma de la ley educativa impulsada por el Gobierno, por lo que ha pedido que «hablen con los profesionales que han hecho la propuesta» para disipar todas las dudas que hayan podido surgir.

De hecho, han asegurado que estas modificaciones, que podrían afectar a unos sesenta estudiantes en Burgos y una veintena en Aranda, se deben únicamente a cuestiones económicas. «Mantener un CPEE con todas las necesidades especiales de los alumnos con médicos, enfermeros, fisioterapeutas, clases especiales o logopedas cuesta un dinero y pretenden incluirles en los colegios ordinarios como meros números. No les interesa más», ha indicado Victoria Rojo, de AEREI.

«El problema es que 40 u 80 familias en Burgos no somos viables para el Estado y se nos está perjudicando al alumno, al padre y a la madre. Me parece una auténtica crueldad que quieran cerrar los CPEE, a los que tenemos derecho por ley, y los colegios públicos no están preparados. Nuestros hijos van a acabar encerrados en un cuarto de nuestras propias casas sin inclusión», ha opinado Rojo.

Manifestación en Valladolid

Estas asociaciones se han sumado a la Plataforma Educación Inclusiva Sí, Especial También de Castilla y León para defendiendo su postura. «Vamos a seguir actuando hasta que el Gobierno diga que no va a cerrar ni hoy ni mañana ni progresivamente los CPEE», ha agregado Ruiz.

Esta agrupación regional ha solicitado una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para tratar este asunto y ha convocado una manifestación para este sábado, a partir de las 12:00 horas, desde la Plaza de Colón de Valladolid a la delegación de CERMI en Castilla y León.