La Policía investiga una presunta violación en una fiesta universitaria en Murcia

Una joven de 19 años manifiesta haber sido agredida sexualmente por un joven que conoció durante las fiestas de Comunicación y Bellas Artes

V. R. R. / R. F.Murcia

Apenas unas horas después de que se diera a conocer en Pamplona la polémica y protestada sentencia de 'La Manada' -cuyos cinco miembros fueron condenados por abuso sexual a una joven en los Sanfermines de 2016-, los servicios de atención sanitaria de la Región de Murcia y la Policía activaron en la noche de este jueves el protocolo establecido ante la comisión de dos presuntas violaciones en el transcurso de una fiesta universitaria celebrada en el campus de Espinardo, en Murcia. Los primeros indicios parecen sin embargo descartar uno de los dos casos.

En el primero de ellos, la Policía investiga una supuesta agresión a una joven de 19 años por parte de un conocido. Los hechos habrían tenido lugar durante las fiestas organizadas por las facultades de Comunicación y Bellas Artes. Según manifestó la posible la víctima al agente que se desplazó hasta el lugar, conoció al chico en el transcurso de la fiesta y, con posterioridad, decidieron ir a un lugar más apartado.

La joven, en estado ebrio, perdió el conocimiento y al despertarse observó al chico abusando sexualmente de ella, por lo que le pidió que desistiera de su actitud, cosa que él no hizo.

La chica fue encontrada por una bedel de las instalaciones después de que presuntamente el conocido hubiera abusado de ella y le hubiera sustraído el teléfono móvil. Según informan las fuentes consultadas, se procedió inmediatamente a precintar el aula donde al parecer se habría producido la agresión, para que en el caso de que se interponga denuncia se puedan recoger todo tipo de pruebas con el fin de aclarar los hechos.

De momento, han prestado declaración los agentes de Policía Nacional que atendieron en primera instancia a la joven. Se está a la espera de que la joven preste declaración a lo largo de este viernes en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Posible falsa alarma en un segundo caso

Fuentes policiales parecen sin embargo descartar el segundo caso denunciado ayer. Según ha podido saber 'La Verdad' de fuentes conocedoras de la investigación, una segunda estudiante de unos 20 años y con síntomas de haber consumido alcohol, acudió a última hora de la tarde al Hospital Morales Meseguer de Murcia para ser asistida por una supuesta agresión sexual, a tenor del relato que comunicó al personal que la atendió. Sus amigas la habían encontrado con los pantalones y la ropa interior bajados y en un estado de 'shock' por el trauma que le causó la presunta violación.

Una vez que escucharon su testimonio, los facultativos activaron el protocolo de asistencia a víctimas de violación y derivaron a la paciente a La Arrixaca, ya que en el Morales no existe servicio de Ginecología. Acompañada por sus padres, la joven acudió por su propio pie al centro hospitalario de El Palmar, donde fue examinada por un ginecólogo y, posteriormente, por un forense.

Sin embargo, y según fuentes consultadas por este periódico, todo apunta a que se trataría de una falsa alarma. La chica podría haber acudido a orinar y haber perdido el conocimiento en ese momento debido a una intoxicación etílica. Al ser encontrada durmiendo en el suelo por sus amigas con la ropa bajada se pensó en un principio que podría haber sido víctima de un delito sexual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos