La Junta y la UBU aúnan esfuerzos para desarrollar la bioeconomía en las zonas rurales de Burgos

Momento de la firma del convenio. /UBU
Momento de la firma del convenio. / UBU

El convenio firmado entre las dos instituciones pretende facilitar la formación especializada en la industria agro

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Universidad de Burgos, a través de la Fundación General de la Universidad de Burgos, y la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, han firmado en Valladolid sendos convenios para favorecer el desarrollo de la bioeconomía en los sectores agrario y agrolimentario en las zonas rurales de la provincia de Burgos. Acuerdos que también se han suscrito con el resto de fundaciones generales de las universidades de Valladolid, Salamanca y León y que se extiende al resto del territorio de Castilla y León.

Tras la firma de los acuerdos sobre 'AgroBecas' y 'AgroTutor', el rector de la Universidad de Burgos y presidente de la Fundación General de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, ha destacado la importancia de «este programa que es una medida real para luchar contra el dramático proceso de despoblación que sufre el mundo rural de nuestra región».

Agentes de innovación rural

Estos convenios están destinados a potenciar el desarrollo de una serie de acciones cuyos objetivos pasan por incrementar el emprendimiento y la iniciativa empresarial en las zonas rurales ligadas al sector agroalimentario. Para lograr esta finalidad, van a realizar diferentes actuaciones dirigidas a emprendedores y empresarios, fundamentalmente de micropymes, que pongan en valor las diferentes herramientas y recursos públicos de la Comunidad y favorezcan el desarrollo y consolidación de nuevos proyectos empresariales. Para conseguir estos objetivos, procederán a la contratación de hasta siete agentes de innovación rural para cubrir las necesidades de las diferentes zonas rurales de Burgos.

La UBU se compromete a la ejecución de las medidas de fomento de la transferencia de conocimiento, la innovación y el emprendimiento innovador en la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria en las áreas rurales de Burgos. El acuerdo firmado contempla actuaciones relativas a la innovación para aumentar la productividad, la sostenibilidad, la competitividad y contribuir a la I+D+i y a la transferencia de los conocimientos aplicables a las zonas rurales.

Al mismo tiempo, los agentes de innovación rural realizarán actividades de asesoramiento, formación e información para los empresarios y potenciales emprendedores en el mundo rural, la tutorización y acompañamiento de las iniciativas y mejoras, así como la identificación de iniciativas de desarrollo del espíritu innovador y emprendedor. Estos objetivos se complementan con el análisis de las competencias profesionales de los trabajadores del mundo rural y el uso de las tecnologías de la Información y Comunicación como herramientas facilitadoras de la innovación, la bioeconomía, la cohesión social y territorial, el crecimiento económico y el desarrollo rural.

Burgos, que cuenta con nueve secciones agrarias comarcales en las que van a trabajar los agentes de innovación rural, es una provincia con un ámbito rural necesitado de este tipo de acciones.

Los jóvenes seleccionados podrán formarse en áreas, disciplinas y tecnologías identificadas por las empresas del sector agroindustrial de la Comunidad y lo podrán hacer en centros de excelencia nacional o internacional o en otras empresas. La financiación de la formación conlleva el compromiso, por parte de las empresas participantes, de contratar a la persona formada durante un periodo mínimo de 6 a 12 meses.