La justicia vasca considera «un fracaso» no haber podido evitar la muerte de Maguette

Instituciones y ciudadanos muestran su repulsa por el asesinato ayer de Maguette, a las puertas del Ayuntamiento de la capital vizcaína./Javier Zorrilla (Efe)
Instituciones y ciudadanos muestran su repulsa por el asesinato ayer de Maguette, a las puertas del Ayuntamiento de la capital vizcaína. / Javier Zorrilla (Efe)

El juez Ibarra se ha disculpado ante los familiares de la joven senegalesa asesinada, quien solicitó protección y no la obtuvo a falta de un informe policial de riesgo

EUROPA PRESSBilbao

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha mostrado su «sentimiento de frustración» ante el crimen de Maguette Mbeugou, muerta presuntamente a manos de su marido el pasado lunes en Bilbao, y ha admitido que es «un fracaso de la Justicia con mayúsculas» no haber podido evitarlo.

Ibarra, que ha participado en una jornada sobre responsabilidad penal del arquitecto en la siniestralidad laboral, ha recordado que «Maguette solicitó la tutela de la Justicia y no la obtuvo». «Creo que no podemos ver en ellos un fracaso de los jueces, sino muy singularmente un fracaso de la Justicia con mayúsculas», ha aseverado.

Por ello, ha querido mostrar su «sentimiento de frustración», como representante del Poder Judicial del País Vasco, porque no se haya podido «evitar esa muerte». «Que no hayamos podido evitar, en definitiva, cumplir la función de tutela que nos encomienda la Constitución», ha apuntado.

El presidente del TSJPV ha recordado que la jueza denegó medidas cautelares para proteger a la mujer porque «no había un informe policial de riesgo ni un informe de urgencia del forense». «La juez tiene que tomar decisiones en procedimiento que necesariamente es sumario y urgente y, para ello, debe contar con una información y una valoración que, como hemos visto en el caso de Maguette, no se contó y no es un caso excepcional. Con excesiva frecuencia no se llega a contar con esa información y esa valoración para la adopción de esas medidas», ha indicado.

De esta forma, ha apuntado que, por esa premura, «tampoco se pudo contar con la colaboración de la unidad de valoración integral, que depende del Gobierno Vasco y asesora a los jueces». «En Bilbao esta unidad concede cita a varios meses vista por la situación de carga de trabajo que arrastra», ha destacado.

Más información

 

Fotos

Vídeos