La ONU llama a los gobiernos a tomar medidas para evitar la extinción de un millón de especies

Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa (Asturias), Reserva de la Biosfera. / EFE

La organización internacional reclama un «cambio profundo» para reparar el daño en «nuestros medios de subsistencia, la seguridad alimentaria, la salud y la calidad de vida»

COLPISA/AFPNueva York

Un millón de especies están amenazadas de extinción y el ritmo se acelera, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que conmina a un «cambio profundo» de la sociedad para reparar el daño a la naturaleza. En este texto sin precedentes publicado este lunes, el grupo de expertos de la ONU sobre biodiversidad (IPBES) plantea un panorama sombrío para el futuro del ser humano, que depende de la naturaleza para respirar, beber, comer, calentarse e incluso curarse.

«Estamos erosionando los fundamentos mismos de nuestras economías, nuestros medios de subsistencia, la seguridad alimentaria, la salud y la calidad de vida en todo el mundo«, alertó Robert Watson, presidente del IPBES.

Deforestación, agricultura intensiva, sobrepesca, urbanización galopante, minas... el 75% del entorno terrestre está «gravemente alterado» por la actividad humana, mientras 66% del marino también está afectado. El resultado: un millón de especies animales y vegetales de los ocho millones estimadas en la Tierra están amenazadas de extinción y muchas podrían desaparecer «en las próximas décadas».

Los científicos describen el inicio de la sexta extinción masiva y la primera de la que el hombre es responsable

Una constatación de acuerdo con lo que muchos científicos describen desde hace años: el inicio de la sexta «extinción masiva» - un término no mencionado en el informe - y la primera de la que el hombre es responsable. Pero también sería «la primera que podría frenarse si actuamos de forma decisiva ahora«, según Mark Tercek, presidente de la ONG Nature Conservancy.

«No es demasiado tarde para actuar, pero hay que empezar ahora», y mediante un «cambio profundo» de nuestra sociedad, dijo Watson, para quien el primer objetivo es ralentizar los «motores» de la pérdida de biodiversidad que amenazan al hombre al menos tanto como el cambio climático.

Principales responsables

El informe en el que trabajaron 450 expertos durante tres años identifica a los cinco principales responsables por este orden: el uso de tierras (agricultura, deforestación), explotación directa de recursos (pesca, caza), cambio climático, contaminaciones y especies invasivas. El cambio climático podría ascender en esta escala, agravando los otros factores, si bien algunas acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero podrían aportar beneficios directos a la naturaleza.

Primer objetivo: el sistema agroalimentario. Alimentar a 10.000 millones de personas en 2050 de forma «sostenible» implica una transformación de la producción agrícola (agroeocología, mejor gestión del agua) pero también en los hábitos de consumo (régimen alimentario, derroche), según el informe. «Aplaudimos este llamamiento a un cambio de los regímenes alimentarios, hacia una dieta que se base más en los alimentos de origen vegetal para reducir el consumo de carne y de productos lácteos, cuyos impactos negativos sobre la biodiversidad, el cambio climático y la salud humana son de sobra conocidos«, dijo Eric Darier, de Greenpeace.

Sin embargo, en el texto final del IPBES no hay un llamamiento directo a comer menos carne, lo que indica probablemente que algunos países productores se opusieron a esta mención.

Cumbre de China (COP15)

Los Estados miembros del Convenio de la ONU sobre la Diversidad Biológica (COP15) se reunirán en 2020 en China y los defensores del medioambiente esperan que adopten un marco de actuación ambicioso hasta 2050 para preservar el planeta. Entre las soluciones barajadas por el IPBES para mejorar la «sostenibilidad» del sistema económico, destacan desde la instauración de cuotas de pesca «eficaces» hasta alejarse del dogma del crecimiento. «El objetivo debe ser la calidad de vida y no el crecimiento económico«, indica a la AFP uno de los principales autores, Eduardo Brundizio.

Puesto que el hombre depende de la naturaleza, ¿está también condenado a desaparecer? «Seguramente no» y aun menos a corto plazo, responde uno de los otros autores, Josef Settele. «Pero no solo queremos sobrevivir. Es la principal posición de este informe», según Brundizio. Pero la calidad de vida podría degradarse todavía más para los más pobres y para los pueblos autóctonos muy dependientes de la naturaleza.

Las cinco extinciones masivas en la Tierra

Hace unos 445 millones de años

Desaparición de especies: 60-70%

Causa probable: periodo glaciar corto pero intenso

En este periodo, la vida se hallaba principalmente en los océanos. Los expertos estiman que la formación rápida de glaciares congeló la mayor parte del agua del planeta, provocando la caída del nivel del mar. Los organismos marinos como las esponjas y las algas fueron las principales afectadas, así como los moluscos, cefalópodos primitivos y peces sin mandíbula llamados ostracodermos.

Hace entre 360 y 375 millones de años

Desapariciones de especies: hasta 75%

Causa probable: agotamiento del oxígeno en los océanos

Los organismos marinos vuelven a ser los más afectados. La fluctuación del nivel de los océanos, el cambio del clima o el impacto de un asteroide son considerados como posibles responsables. Una de las teorías estima que la proliferación de vegetales terrestres habría conducido a una anoxia (falta de oxígeno) en las aguas de superficie. Los trilobites, artrópodos del fondo de los océanos, habrían sido las principales víctimas.

Hace unos 252 millones de años

Desapariciones de especies: 95%

Causas probables: impactos de asteroides, actividad volcánica

Calificada como la «madre de todas las extinciones», esta crisis biológica devastó los océanos y las tierras. También es la única en la que prácticamente desaparecieron todos los insectos. Algunos científicos estiman que se produjo durante un periodo de millones de años, otros 'solo' durante 200.000 años. Los trilobites que habían sobrevivido a las dos primeras extinciones desaparecieron por completo, así como algunos tiburones y peces con huesos. En la tierra, los moshops, reptiles herbívoros de varios metros de largo, también se desvanecieron.

Hace unos 200 millones de años

Desapariciones de especies: 70-80%

Causas probables: múltiples, el debate sigue abierto

La misteriosa extinción del Triásico eliminó muchas grandes especies terrestres, la mayoría arcosaurios, ancestros de los dinosaurios y de quienes descienden los pájaros y cocodrilos actuales. La mayoría de los grandes anfibios también desaparecieron. Una teoría baraja erupciones masivas de lava durante la fragmentación de la Pangea, último supercontinente, con erupciones acompañadas de volúmenes enormes de dióxido de carbono que provocaron un calentamiento climático galopante. Otros científicos apuntan a los asteroides, pero por ahora no se identificó ningún cráter correspondiente.

Hace unos 66 millones de años

Desapariciones de especies: 75%

Causa probable: impacto de un asteroide

El hallazgo de un inmenso cráter de lo que es hoy en día la península mexicana de Yucatán corrobora la hipótesis de que el impacto de un asteroide fue responsable de la desaparición de los dinosaurios no aviarios como los T-Rex y los triceratops. Pero la mayoría de mamíferos, tortugas, cocodrilos, ranas y pájaros sobrevivieron, así como la vida marina. Sin los dinosaurios, los mamíferos proliferaron, conduciendo al nacimiento del homo sapiens, especie responsable de una probable sexta extinción.

Más información