Llega a Burgos el primer centro quiropráctico

Quiropráctica Burgos cuenta con modernas instalaciones y un buen equipo de profesionales. /BC
Quiropráctica Burgos cuenta con modernas instalaciones y un buen equipo de profesionales. / BC
Vivimos en una constante tensión provocada por el estrés del trabajo, las relaciones familiares, personales... esto nos provoca interferencias en nuestro sistema nervioso
BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Quiropráctica Burgos es el primer Centro Quiropráctico de la capital burgalesa. Un centro que dispone de unas modernas instalaciones en las que un equipo de profesionales, pone a su disposición una ciencia que interviene para mejorar el funcionamiento del sistema nervioso y la columna vertebral que «pueden verse afectada tras algún tipo de estrés físico, químico o mental-emocional». Así nos lo explica desde el centro, ubicado en la calle Villalón 1, Casilda Delgado, quiropráctica y responsable de un centro que atiende a personas de todas las edades. «La quiropráctica está recomendada en recién nacidos, embarazadas, personas con trabajos sedentarios o de esfuerzos extremos, personas mayores, deportistas...», explica Casilda Delgado.

«Cabe recordar que los bebés son sometidos al estrés del parto y puede verse alterado su sistema nervioso», de ahí, que entienda que es necesario «un buen chequeo en Quiropráctica Burgos», en aras a ayudar a un mejor crecimiento y desarrollo del menor.

Reducir el estrés

El sistema nervioso se ve afectado por estrés físico, químico y emocional. A lo largo del día y de nuestra vida nos vemos rodeados por situaciones laborales, escolares, familiares y ambientales que nos van produciendo alteraciones y desequilibrios, en Quiropráctica Burgos se centran en reducir el estrés y los efectos que éste causa. Para ello se hace una primera visita para valorar cada caso particular para detectar las interferencias nerviosas en la columna vertebral.

«Nosotros no nos centramos en el síntoma ni en la enfermedad, apostamos por la salud y la capacidad del cuerpo para sanarse. Hemos de entender que nuestro cuerpo tiene la capacidad de estar bien, pero por alguna razón hay algo que lo está bloqueando. Por eso trabajamos desde la columna vertebral, porque protege la medula espinal y los nervios que conectan el cerebro con el cuerpo», añade la quiropráctica.

Técnica centenaria

La quiropráctica es una profesión sanitaria extendida en todo el mundo, con una historia de más de 100 años. Nació en 1895 en Iowa (Estados Unidos) y desde entonces ha ido creciendo hasta posicionarse como la tercera profesión sanitaria a nivel mundial. Es una formación universitaria de 5 años, especializada en el sistema nervioso y la columna vertebral. Definición de la OMS: «La quiropráctica se ocupa de la detección, corrección y prevención de las alteraciones del Sistema neuro-músculo-esquelético, especialmente los desequilibrios de la columna vertebral que afectan al funcionamiento del sistema nervioso, del cuerpo y de la salud en general».

«El cuidado quiropráctico aumenta la capacidad de expresión del sistema nervioso y con ello el funcionamiento del cuerpo en su totalidad. Devolviendo al organismo esa inteligencia innata de sanación dentro da cada uno de nosotros, para vivir con más vitalidad», concreta la especialista. Además, ayuda a conseguir una mayor calidad en el descanso, mejora las digestiones y reduce el dolor. «Se aplica mediante ajustes manuales en la columna vertebral, cráneo y sacro, se liberan las interferencias en el sistema nervioso. Permitiendo que fluya correctamente la información del sistema nervioso entre cerebro y cuerpo».

«El cuidado quiropráctico está orientado a todos los miembros de la familia y para todas las edades».

Más información:

Quiropráctica Burgos

Dirección: Calle Villalón nº1, Burgos

Teléfono: 947 09 44 44

Whatsapp: 623 15 02 53

Web:https://quiropracticaburgos.es/

Temas

Burgos