Marlaska aboga por reformar la ley porque la violencia no es solo en pareja

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este martes en el pleno de control al Gobierno, en el Senado./EFE
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este martes en el pleno de control al Gobierno, en el Senado. / EFE

El ministro del Interior reitera que las policías locales se incorporarán a las labores de protección de las víctimas

EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha abogado este martes por reformar la ley de medidas de protección contra la violencia de género al considerar que ésta se manifiesta contra la mujer por el hecho de ser mujer y que «es independiente de que sea pareja, expareja o conocida en el ámbito laboral».

Grande-Marlaska se ha pronunciado de esta forma al ser preguntado en el pleno del Senado por María Freixanet, de Unidos Podemos, sobre lo que va a hacer el Gobierno para que la intervención del Estado ante la violencia machista sea efectiva y proteja a las mujeres.

El ministro ha manifestado su «total conformidad» con la diputada, quien ha reprochado que la ley siga dedicada a la violencia en el marco de la pareja o la expareja, «como si no existiera violencia machista por parte de conocidos, desconocidos, familiares, colegas de estudios o trabajo». «Como si la experiencia de las mujeres no nos dijera otras cosas», ha apostillado la diputada, quien ha lamentado que «este Estado no esté protegiendo bien a las mujeres».

Y no lo está haciendo, a su juicio, porque, tal y como ha recordado, un 25 % de las mujeres asesinadas en 2017 habían denunciado, una proporción que se eleva al 30 % si tomamos en consideración las muertas este año.

«Denunciar no es sinónimo de seguridad hoy para las mujeres. Demasiadas veces no son creídas o siéndolo no son suficientemente protegidas, eso debe cambiar de inmediato», ha dicho la diputada, quien ha criticado que estén aún «más desprotegidas» las que son víctimas de violencia machista y no son reconocidas como tal por el hecho no ser parejas o exparejas.

Una apreciación en la que ha coincidido el ministro: «no puedo estar más de acuerdo que la violencia machista se manifiesta contra la mujer, hacia la mujer, por razón de ser mujer».

Además, el ministro, quien ha recordado a las mil mujeres asesinadas desde 2003 y a las 44 de este año, ha subrayado el trabajo del Gobierno al establecer nuevos protocolos para la valoración del riesgo que sufren las víctimas.

También ha destacado el que se estén revertiendo los efectivos dedicados a la violencia de género en materia de protección y que se vaya a mejorar su formación porque el propósito del ministro es luchar contra la violencia machista «en todos los ámbitos».

«No sería yo si no mantuviera esa postura», ha concluido el ministro, quien ha comentado que las policías locales también se incorporarán a la protección de las mujeres.

 

Fotos

Vídeos