Las motos toman Burgos por Navidad

Gran ambiente motero para repartir el aguinaldo en la mañana de Navidad/IAC
Gran ambiente motero para repartir el aguinaldo en la mañana de Navidad / IAC

Un año más, un millar de personas, con más de 600 motos, se dieron cita en el aguinaldo motero que organiza el Real Moto Club Burgalés

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Es un clásico del día de Navidad. Las motos toman las calles de la ciudad por una buena causa, el reparto del aguinaldo en dos asilos. Desde hace ya 69 años, esta tradición despierta el corazón motero de los burgaleses y cumple con el doble objetivo de alegrar la mañana del día de Navidad a los ancianos que residen en los asilos de las Hermanitas de los Pobres y en el de las Hermanas Hospitalarias y reencontrarse con viejos conocidos.

Ataviados con trajes de papa Noel, principalmente, cerca de un millar de moteros han reunido más de 600 monturas, algunas de ellas también decoradas, y han trasladado juntos los productos típicos de Navidad. El aguinaldo ha llegado a cada una de las residencias escoltado por un ruidoso pelotón de motos de todos los estilos, cilindradas y años. Quizá sea esto último el principal éxito de esta enorme concentración, en la que cada motero, sea cual sea su moto, puede participar.

Además, el buen tiempo que ha acompañado por segundo año consecutivo a esta cita ha hecho que el récord de participación que se alcanzó en 2017 se haya repetido este año. Eugenio Navarro, presidente del Real Moto Club Burgalés, entidad que organiza esta concentración, ha estimado que se han podido reunir cerca de un millar de motos y ha celebrado que hayan vuelto a participar moteros de localidades próximas.

Según ha explicado Navarro, «hay moteros que nos vemos de año en año y eso siempre gusta», por eso y por la finalidad solidaria y humanitaria de los participantes, el aguinaldo motero ha vuelto a ser un éxito de participación.

Por último, cabe destacar que varias patrullas de Policía Local han desplegado un dispositivo de seguridad que ha permitido que la jornada haya transcurrido sin incidentes.