Amantes de los 'gadgets' al volante

Un conductor, captado por el radar Pegasus de los helicópteros de la DGT, utiliza el móvil al volante./R.C.
Un conductor, captado por el radar Pegasus de los helicópteros de la DGT, utiliza el móvil al volante. / R.C.

La mitad de los conductores españoles manipula el móvil o el GPS cuando circula, pese a conocer el peligro de distraerse

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La mitad de los conductores españoles sabe que las distracciones al volante son una de las principales causas de accidente, pero pese a todo no renuncia a manipular los móviles o los dispositivos electrónicos, según el Barómetro Europeo de la Conducción Responsable de la Fundación Vinci Autoroutes. Aunque el 84% de los consultados se compromete a no utilizar más los dispositivos electrónicos, el aumento de los siniestros debido a esta costumbre es una realidad, por lo que el director general de Tráfico, Pere Navarro, anunció que tomarán medidas contra las distracciones al volante, «que ya se ponen por delante del alcohol y la velocidad» como causa de los accidentes.

Sobre esa dependencia de la electrónica, el barómetro europeo destaca que el 44% de los conductores españoles realiza llamadas utilizando el 'sin manos'; el 39% habla por teléfono utilizando uno o los dos auriculares -lo que está prohibido por el Reglamento General de Circulación-; el 29% manipula el GPS; 20% habla directamente con el teléfono móvil en la mano; el 17% escribe o lee mensajes de SMS, redes sociales o correos electrónicos; y el 12% comunica el estado de la carretera y del tráfico a los otros conductores a través de aplicaciones.

La encuesta europea pone de manifiesto que el 85% de los españoles confiesa que habitualmente supera los límites de velocidad; que el 56% no usa el intermitente en los adelantamientos o los cambios de dirección, y que el 58% circula en autovías dos o tres carriles por el del medio o el izquierdo, aunque el de la derecha esté libre. Lo que sí parece aprendido es la obligatoriedad de usar el cinturón de seguridad, dado que sólo el 13% reconoce que «olvida» abrochárselo.

Respecto al alcohol y las drogas, el barómetro de la Fundación Vinci recoge que el 62% de los españoles opina que conducir bajos los efectos del alcohol o de las drogas es la principal causa de accidente mortal en la carretera. Aun así, todavía hay un 6% que reconoce haberse puesto al volante superando el límite autorizado, mientras que un 2% admite haber conducido después de fumar canabis. Un dato curioso de la encuesta es que los españoles dicen que dejan de conducir tras haber tomado de media 1,9 copas, cifra que se corresponde a la media de los automovilistas europeos.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos