Novatadas de bienvenida en la Universidad de Burgos

Imagen de la concentración /AIA
Imagen de la concentración / AIA

Hasta 200 jóvenes se han dado cita esta tarde en Parralillos para dar la bienvenida al curso académico que ha arrando hoy | La UBU mantiene la prohibición de realizar novatadas en sus dependencias

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Los alumnos universitarios ya han comenzado el periodo lectivo y, con él, han vuelto las polémicas novatadas. Alejadas de los terrenos de la Universidad de Burgos, los jóvenes parecen haber encontrado la ubicación ideal para estos rituales de iniciación en Parralillos, en las inmediaciones del Niño Jesús.

Este mismo lunes, desde primera hora de la tarde, numerosos jóvenes -hasta unos 200 aproximadamente, entre veteranos y novatos- se han congregado con el objetivo de tener un primer contacto fuera de las aulas. Eso, entre los conocidos como 'novatos'. Lo más veteranos han sido los que se han ocupado de preparar las pruebas para darse a conocer entre los nuevos.

Así, alumnos de Educación Social, Derecho, Finanzas y Contabilidad o Ciencias Políticas se han dado cita el mismo día que han vuelto a las aulas. La Policía Local ha sido avisada poco después de las 16:30 horas y ha actuado «avisando de las consecuencias del consumo del alcohol» e incluso ha actuado requisando el alcohol que alguno de los grupos estaba ingiriendo.

Además, se han preocupado de asegurarse de que los allí reunidos estaban participando en los numerosos juegos de forma voluntaria. Incluso los alumnos de algunos de los grados han realizado un documento en la que los estudiantes noveles consentían su participación en dichos juegos, que la UBU ha prohibido celebrar en sus instalaciones.

La institución académica, en colaboración con Policía Nacional y Policía Local, pretende vigilar la realización de estas 'bromas', que están prohibidas por su vinculación, en la mayoría de los casos, con el consumo de alcohol. También por los excesos que, en algunas ocasiones, se cometen, al poner a los 'novatos' en situaciones de peligro o que atentan a la dignidad de la persona.