Obligan a una carnicería de Albacete a cortar la carne sin hacer ruido

Obligan a una carnicería de Albacete a cortar la carne sin hacer ruido

Los vecinos del negocio se habían quejado a la Policía Local por los estruendosos tajos

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Una carnicería de Albacete ubicada en la céntrica calle del Rosario de esta capital tendrá que despiezar a los cerdos, pollos, conejos y demás animales cuya carne comercializa con más cuidado o, al menos, golpeando el cuchillo generando menos ruido. Las quejas de dos vecinos del inmueble donde está situado el negocio –los que viven en el primero y el tercer piso- han desembocado en esta advertencia.

Los vecinos denunciaron ante la Policía Local el excesivo ruido que el carnicero ejerce sobre la tabla de cortar a la hora de preparar los pedidos de los clientes y también el que originan los motores de la cámara frigorífica. En total, algo más de 30 decibelios, lo que supera el nivel máximo permitido de ruido que establece el artículo 275 de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Albacete. El carnicero dispone ahora del plazo de un mes para resolver este problema porque, de lo contrario, el Ayuntamiento ordenará la clausura del local.

No es la primera vez que una carnicería de Albacete se enfrenta a una situación de estas características. En febrero de 2017, la carnicería del supermercado Día, situada en la calle del Ángel, fue denunciada por una vecina por el excesivo ruido que se generaba en los tajos propinados a la carne. En aquella ocasión, el informe oficial de la Policía Local llegaba a cifrar en 40,5 decibelios el nivel de ruido al partir las viandas en el despacho de carne y en 37 decibelios el despiece en sala

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos