Los jueces de apelación rechazan el traslado de Alfie a Roma

El niño británico Alfie Evans./AFP
El niño británico Alfie Evans. / AFP

Los padres del niño que sobrevive en estado semivegetativo pierden su quizás último recurso

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsa en Londres

Tres jueces del Tribunal de Apelación de Inglaterra y Gales han desechado el recurso presentado por los padres del niño Alfie Evans, que está ingresado en un hospital de Liverpool sometido a cuidados paliativos. Los padres querían, con la colaboración del Gobierno italiano, llevarlo a un hospital administrado por el Vaticano, que ofrecía otros tratamientos, aunque no la curación.

Es improbable que los abogados de Tom y Kate Evans logren que el Tribunal Supremo acepte un nuevo recurso, tras haber fallado hace unos días en favor de los jueces de rango inferior que han aceptado la retirada de los cuidados intensivos y han denegado el permiso para trasladar al niño al hospital romano. El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo también consideró inadmisible su apelación.

«Esto es horroroso para todas las personas afectadas», ha dicho el juez McFarlane al pronunciar la sentencia de los tres magistrados, y añadió que, «estamos en medio del desarrollo de un plan paliativo por el hospital Alder Hey y no vemos bases para que ese juicio esté equivocado». La sentencia confirma la de un juez del Tribunal Superior en la noche del martes.

En la vista, los abogados del padre, que pertenecen a la organización 'Christian Concern' (Preocupación Cristiana), y el que ha representado a la madre, por primera vez en la larga saga judicial con abogados distintos a los del padre, han ofrecido el nuevo argumento de que prohibir el traslado de su hijo a Italia es contrario a la libertad de movimiento de personas establecida en la Unión Europea.

Un helicóptero militar esperaba la decisión en Liverpool, y en caso de que el fallo hubiese sido favorable, lo iba a transportar al hospital Bambino Gesu, especializado en pediatría y administrado por el Vaticano. |El Gobierno italiano dio la ciudadanía a Alfie el lunes para facilitar el traslado. Políticos italianos y estadounidenses y el presidente de Polonia han expresado apoyo al deseo de los padres a los largo del día.

El hospital de Liverpool decidió el lunes desconectar los instrumentos de cuidados intensivos de Alfie y mantenerlo con cuidados paliativos. El niño padece, según los médicos del hospital pediátrico Alder Hey, un trastorno degenerativo y catastrófico del tejido cerebral de causa desconocida. El niño respira desde que le fue retirada la ventilación mecánica y ayer se recuperó tras sufrir dificultades, según expresó el abogado de la madre en la vista.

Actitud

El papa Francisco pidió, en su cuenta de Twitter, que se dé a los padres el deseo de buscar nuevas formas de tratamiento. La oferta del hospital Bambino Gesu llegó horas después. Pero la directora del hospital pediátrico, Mariella Enoc, ha confirmado a 'Vatican News', que la condición de Alfie es 'incurable' y que el tratamiento se basaría en hidratación básica y una traqueotomía para ayudarle a respirar.

El juez que vio en la noche del martes la última petición de los padres- Tom y Kate Evans, de 21 y 20 años- pidió a los médicos que exploraran con ellos la posibilidad de trasladar al niño a una residencia o incluso al domicilio de la familia. Un médico del hospital Alder Hey testificó que, para que eso sea posible, tendría que cambiar la actitud de los padres.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos