Una peña que alcanza la treintena

La peña celebra su 30 aniversario y lo hace con el máximo número de socios

Fotografía de algunos de los sociosde la peña/BC
Fotografía de algunos de los sociosde la peña / BC
Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Allá por el año 1989 surgió la peña 'El Monín'con la finalidad de dar actividad a su barrio y apoyo a la parroquia. 30 años más tarde continúan adelante con este propósito con más ganas que nunca.

De hecho, actualmente cuentan con el mayor número de socios y simpatizantes en la historia, unas 195 familias, lo que significa que en Sampedros pueden llegar a juntarse, con facilidad, hasta 600 personas.

Peña El Monín

Año de fundación:
1989
Número de socios:
Actualmente están inscritas 195 familias
Anécdota:
En el Parral de 2010, varios socios hicieron noche en el camión donde almacenaban comida y bebida al quedarse atascado en el barro
Sede actual:
Local en la calle San Julián
Nombre completo:
Asociación recreativa y Cultural Peña El monín del Barrio de San Julián

Parte del secreto es mantener el interés sobre la peña durante todo el año con numerosas actividades. Por ejemplo, en octubre organizan la semana lúdica con motivo de la celebración del aniversario de la peña. Además, también en este mes hacen una visita a Zaragoza. La peña El Monín esta hermanada con la El Rebullo por lo que los burgaleses acuden a disfrutar de los Pilares, mientras que en julio son los maños quienes vienen a vivir en primera persona los Sampedros.

Por supuesto, en el mes de diciembre no falta la cena-reunión para celebrar la Navidad. La cuesta de enero se hace maás llevadera , sin duda, gracias a que colaboran con las fiestas del barrio en todo lo que se necesario.. Tras unos meses de tranquilidad en los que siguen manteniendo el contacto y haciendo pequeños viajes juntos, el mes de mayo comienza la actividad para llegar a punto al Parral y los Sampedros, en los que participan en todos los eventos con mucho interés.

Imagen antigua de componentes de la peña
Imagen antigua de componentes de la peña / BC

Echando un vistazo a las fotos más antiguas y a las actuales, se observa un cambio evidente. El presidente de la peña, Rubén Román, explica que la asociación vivió un punto de inflexión en el año 2010, cuando cambiaron de vestuario. Dejaron de lado la pana y se sumaron a la moda de la blusa, lo que en opinión del presidente, «sirvió para rejuvenecer a los socios».

Además de por el cambio de atuendo, también llegaron los cambios a la Junta Directiva, Rubén llegó a la presidencia de la peña justo en ese mismo año. Un año que no podrá olvidar por una divertida anécdota. La inauguración de las fiestas fue por todo lo grande. «Aquel año cayó el diluvio universal, cuando íbamos a salir con el camión en el que llevábamos las bebidas, se quedó atrapado en el barro. Unos cuantos peñistas tuvieron que hacer noche en el camión hasta que a la mañana siguiente, el amigo de uno de los socios apareció con un tractor para poder sacarlo»., cuenta divertido.