El rezo del sábado noche

Captura de vídeo que muestra a la comitiva atravesando la Gran Vía./Cope Religión
Captura de vídeo que muestra a la comitiva atravesando la Gran Vía. / Cope Religión

Cientos de jóvenes cristianos cambiaron el pasado fin de semana las copas y la discoteca por un Rosario en el centro de Madrid. «Es un deseo de la Virgen que ha puesto en nosotros», explica una de las organizadoras

COLPISAMadrid

Cuando el Papa Francisco fue elegido cabeza de la Iglesia Católica en 2013 pidió a todos los creyentes que «armaran lío». El pontífice se refería a quitarle el polvo al cristianismo, a sacarlo del interior de las iglesias y mostrarlo en las calles, en los medios de comunicación, en el día a día. Siguendo su consejo, el pasado sábado 15 de septiembre cientos de jóvenes de la asociación religiosa 'Anuncio Madrid' llevaron dichas enseñanzas a rajatabla y cambiaron la discoteca y las copas por el rezo en plena Gran Vía, por la Puerta del Sol y otros lugares del centro de Madrid, tal y como recoge la cadena COPE.

La comitiva, que había sido organizada entre varios miembros de la asociación, partió de la parroquia de San Ildefonso, situada en Malasaña, uno de los barrios con mayor ambiente de la capital. Poco a poco se fueron sumando más personas y cuando alcanzaron la Gran Vía, la afluencia -y las caras de sorpresa- fue tal entre los viandantes y conductores, que la Policía Local se vió obligada a cortar a la circulación uno de los dos sentidos de la avenida. En algunos de los vídeos publicados en las redes sociales se pueden observar también a personas de mayor edad que se suman al rezo público e itinerante del Rosario, banderas de España y de El Vaticano, y varias pancartas que la asemejaban más a una manifestación que a una oración colectiva. Durante la marcha, no se registraron incidentes reseñables más allá de cuirosos grabando la procesión espontánea en vídeo.

La idea surgió de Carolina, una de las chicas que forman parte de 'Anuncio Madrid'. «Veía a la gente como muy apagada y me entraron ganas de hacer esto, porque la sociedad necesita a la Virgen la luz que nos da la Virgen», explica la joven al portal de noticias Alfayomega.com. «Es un deseo de la Virgen que ha puesto en nosotros. No es una locura nuestra. Muchos jóvenes hoy en día dan la espalda a Jesús, y por eso queremos rezar y dar nuestro ejemplo, que vean que hay otra manera de vivir», añade.

La duda es si estos jóvenes volverán a repetir la experiencia cada sábado o este Rosario quedará en algo anecdótico. «Queremos mostrar la fe y la alegría que tenemos. Queremos salir a las calles a evangelizar, queremos dar testimonio de nuestra fe. La Virgen mueve montañas, y esperamos que vengan a rezar jóvenes, familias y gente de todas las edades», finaliza Carolina.

 

Fotos

Vídeos