La OMS certifica que España ha erradicado el sarampión

Una niña es vacunada./Afp
Una niña es vacunada. / Afp

Una tasa de vacunación del 96% la mantiene inmunizada contra la epidemia por este virus que sufren varios países de Europa

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado a España que gracias a sus esfuerzos en vacunación no existen virus de sarampión y rubeola circulando por su territorio y que, por lo tanto, ha erradicado la posibilidad de que sus residentes sufran brotes epidémicos de estas dos enfermedades como los que afectan de forma importante a otros países europeos que han descuidado la inmunización de su población.

Así lo anunció hoy la ministra de Sanidad, Carmen Montón, quien aseguró que los españoles no deben preocuparse ni alarmarse por las noticias de epidemias de sarampión en otros países continentales porque «en España no hay ningún problema». «El virus del sarampión y la rubeola están eliminados en España», aseguró la ministra. Aclaró que los pocos casos que se detectan «son importados», infecciones en personas procedentes de otros países, de las que se habrían registrado poco más de dos centenares en lo que va de año.

Montón explicó que «la buena noticia» llegó a su ministerio el pasado 15 de agosto, a través de una carta firmada por Günter Pfaff, el responsable de la OMS para Europa en la lucha contra estos dos virus. La misiva oficial indica que la comisión de verificación que preside este experto ha concluido que «la transmisión endémica de los virus del sarampión y la rubeola en España ha permanecido interrumpida durante 36 meses y se considera eliminada». En otras palabras, que en España no se han producido contagios por virus autóctonos durante tres años, lo que significa que ambas patologías pueden considerarse erradicadas.

La ministra destacó que la razón de este éxito es que la tasa de vacunación contra ambos virus en España supera el 95% (ronda el 96%), el porcentaje a partir del cual la OMS considera que un país logra estar inmunizado contra la propagación epidémica de estas patologías y el que si se extendiese a todo el planeta, como se pretende en los objetivos fijados por la ONU para 2030, permitiría erradicar ambas enfermedades.

Montón dio las gracias a los medicos de familia y pediatras españoles, a los que considera los principales responsables de este éxito y de que «España cumplimente muy bien la tasa de vacunación». No obstante, la responsable sanitaria insistió en que no hay que bajar la guardia y en que se deben mantener las actuales tasas de vacunación si se quiere que la erradicación de ambas enfermedades continúe en el futuro. Por ese motivo, indicó que su departamento insistirá en este mensaje y dará la información necesaria para desacreditar los argumentos de los movimientos antivacunas.

El mayor de la década

La buena situación de España, la erradicación del contagio epidémico, la comparten otros 42 de los 53 países a los que la OMS agrupa en la «región europea». En los once restantes, sin embargo, se está registrando este año un aumento de las infecciones por sarampión desconocido en los últimos años. Más de 41.000 niños y adultos han contraído la enfermedad en lo que va de 2018, casi el doble de los casos registrados en todo el continente en el peor año de la década, 2017, cuando hubo 23.927 pero hasta el 31 de diciembre.

Los mayores brots se están viviendo en Francia, Georgia, Grecia, Italia, Rusia, Serbia y Ucrania, todos ellos con más de 1.000 personas infectadas en los primeros siete meses de 2017 y con 37 fallecidos. La auténtica epidemia, no obstante, se vive en Ucrania, país asolado por años de guerra, con unas 23.000 personas infectadas, lo que supone más de la mitad de los casos constatados en todo el continente.

Según los datos aportados por la OMS, la cobertura vacunal de la población europea avanza en la buena dirección. En 2016 contaba con un 88% de los niños inmunizados y el año pasado elevó la tasa al 90%. Sin embargo, el problema está en la disparidad entre países. Mientras una buena parte, como España, tienen tasas óptimas, superiores al 95%, en otros la cobertura no llega al 70% de la población.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos