El Colegio de Médicos de Burgos denuncia la sustitución de médicos por otros profesionales sanitarios

Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero. /BC
Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero. / BC

Muestra su preocupación por la situación que viven poblaciones como la de Burgos y deja claro que «no se puede admitir que, ante la falta de médicos, la solución que se proponga desde algunos servicios autonómicos de salud sea sustituir médicos por personal de enfermería»

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Asamblea General del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) denuncia la sustitución de médicos por otros profesionales sanitarios. Así, el CGCOM muestra su preocupación por la situación que viven poblaciones como la de Burgos y deja claro que «no se puede admitir que, ante la falta de médicos, la solución que se proponga desde algunos servicios autonómicos de salud sea sustituir médicos por personal de enfermería» .

El órgano que aglutina a todos los colegios profesionales de médicos de España reitera la necesidad de que se cumpla la Ley, se preserve nuestro Sistema Nacional de Salud y se respete el liderazgo clínico del médico como garante de los derechos de los pacientes.

Ante las informaciones publicadas sobre las medidas propuestas por algunas comunidades autónomas para intentar paliar la falta de médicos sustituyendo a éstos por personal de enfermería, la Asamblea del CGCOM, defiende el trabajo multidisciplinar y una atención integral, y colaborativa, pero no admite la sustitución de personal médico por el de enfermería.

Con todo, recuerda que las profesiones tituladas, reguladas, colegiadas y con reserva de actividad como la profesión médica, tienen un régimen de garantías y su propia justificación en un ejercicio competente, de calidad y con plena seguridad en atención al interés público y la seguridad de los pacientes.

De forma paralela, añade que como condición para acceder al ejercicio de la Medicina se hace necesaria la protección del título con el fin de impedir el acceso al ejercicio a personas no cualificadas.

«La falta de médicos con la titulación requerida no puede ser justificación para su sustitución por otros profesionales sanitarios ni tan siquiera con carácter de excepcionalidad ni de manera transitoria, pues, de llevarse a cabo, sería ilegal, generaría inequidad social y pondría en riesgo la seguridad de los pacientes», sostiene el comunicado del CGCOM.

Ante situaciones de necesidad, en especial para plazas de difícil cobertura, el CGCOM solicita a las administraciones sanitarias la adopción de medidas de incentivación y fidelización.

El CGCOM lleva años alertando de los problemas derivados de las decisiones adoptadas por razones exclusivamente economicistas, la falta de planificación de recursos humanos, la falta de reposición ante las jubilaciones, la precariedad en el empleo, y la ausencia de estímulos laborales, económicos y profesionales que han generado una fuga de talento a otros países y una dificultad creciente en cubrir diversos puntos asistenciales.

Tanto desde el CGCOM como desde las diferentes Organizaciones Médicas de ámbito internacional, en las que está integrada la corporación médica española, entre ellas, principalmente, la Unión Europea de Médicos Generalistas/de Familia (UEMO), la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) y la propia Asociación Médica Mundial (AMM), se viene defendiendo la asistencia sanitaria de alta calidad que brindan los equipos multidisciplinares de profesionales sanitarios, cada uno de los cuales hace su contribución para la mejor atención al paciente.

Todas las organizaciones médicas defienden y promueven el necesario papel de liderazgo clínico que deben ejercer los médicos como únicos responsables de la prevención, diagnóstico clínico, tratamiento, terapéutica y rehabilitación de los pacientes para la coordinación de la atención multidisciplinar. En todos los países europeos, los médicos son el eje central de la asistencia sanitaria y confiamos en que las administraciones públicas sigan garantizando una asistencia de calidad, respetando los ámbitos competenciales legales y los muy relevantes espacios específicos de los diferentes profesionales sanitarios.*

El CGCOM, en su función de ordenación y regulación de la profesión médica, defenderá en todas las instancias la competencia profesional del médico, su liderazgo clínico asistencial y, sobre todo, la mejor asistencia posible para nuestros ciudadanos.