La industria de las bebidas refrescantes reducirá un 10% adicional las calorías en 2020, hasta el 38%

Latas de bebidas refrescantes./Richard Thomas
Latas de bebidas refrescantes. / Richard Thomas

Estima un crecimiento de «unas décimas» en 2017 del sector, impulsado por las buenas temperaturas y el turismo

EUROPA PRESSMadrid

La industria de bebidas refrescantes se ha comprometido a reducir un 10% adicional las calorías en sus productos hasta 2020, después de haber conseguido ya el 28% hasta 2016, lo que le permite superar el objetivo fijado por Europa, que marcaba una disminución del 22% entre 2000 y 2020.

"Hasta 2016 habíamos conseguido reducir un 28% de las calorías en los refrescos, pero ahora queremos reducirla un 10% más hasta 2020, con lo que el objetivo es llegar en esa fecha a una reducción del 38%", ha asegurado el director general de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra), Josep Puxeu, en declaraciones a Europa Press.

En concreto, la patronal se ha comprometido con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) en el 'Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y otras medidas 2017-2020' a reducir, en los próximos tres años, el 10% del contenido de sal, azúcar y grasas en más de 3.500 productos de la 'cesta de la compra'.

"Es un pacto importante y no hay que olvidar que se está produciendo un cambio de tendencia en los últimos años en la demanda del consumidor. El consumidor está marcando unas pautas, hay que adelantarse o seguir el ritmo que te marcan", ha explicado.

Inversión en I+D de hasta el 4% de las ventas

De esta forma, las nuevas tendencias muestran que en hostelería y restauración los porcentajes de ventas de productos sin calorías es más alto que en gran consumo, que es el que más ha acusado la apuesta por los productos 'light' por parte de los consumidores.

Puxeu reitera que el sector debe trabajar en busca de nuevos aromas, sabores, colores y experiencias, pero para ello las empresas de la industria deben hacer frente a una fuerte inversión. "En España, la inversión en I+D ronda entre el 2% y el 4% de la facturación, es decir, alrededor de los 150 ó 180 millones. Si no inviertes y te quedas en lo clásico, no creces", ha recalcado, al tiempo que ha asegurado que hay que aprovechar las nuevas tendencias.

"Estamos en una situación de mantener las ventas y crecer. El 2017 ha sido un buen año, donde creceremos unas décimas, gracias a las buenas temperaturas y al turismo", ha indicado el director general, después de que el sector cerrara 2016 con una producción de 4.400 millones de litros.

 

Fotos

Vídeos