Una investigación española logra reducir los tumores de pulmón en un 80% de los pacientes tratados

Radiografía de un cáncer de pulmón./Archivo
Radiografía de un cáncer de pulmón. / Archivo

Los especialistas del Grupo Español de Cáncer de Pulmón han combinado quimioterapia e inmunoterapia antes de la cirugía en personas con cáncer localmente avanzado

EFEMadrid

Investigadores españoles han abierto un camino esperanzador y pionero para los pacientes con cáncer de pulmón localmente avanzado con la combinación de quimioterapia e inmunoterapia antes de la cirugía, que ha conseguido remitir este tipo de tumores hasta en un 80 % de los casos.

Son los especialistas del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GEPC) los que han liderado este estudio, denominado Nadim, en el que han participado 46 pacientes y 25 centros hospitalarios públicos de toda España, y cuyos resultados iniciales se presentan hoy en el Congreso Mundial de esta patología, que se celebra en Toronto (Canadá).

El impulsor del proyecto, el presidente del GEPC, Mariano Provencio, explica, en declaraciones a Efe, que en el Congreso presentará los resultados de los 30 primeros pacientes que ya han sido intervenidos tras recibir la combinación de inmunoterapia con quimioterapia.

«En Toronto exponemos un avance de los resultados, en pocos meses tendremos los datos finales», ha señalado el oncólogo, quien ha subrayado que los pacientes que han participado en el ensayo padecen tumores de pulmón localmente avanzados -en estadio III-, fase en la que se contabilizan la mayor parte de los diagnósticos.

Hasta ahora, a los pacientes habitualmente se les da quimioterapia y se operan solo unos pocos, con «tasas de respuesta realmente bajas», de hecho, solo un 35 % de los casos sobrevive a los cinco años, según datos del GECP, grupo cooperativo, sin ánimo de lucro, que tiene como fin promover el estudio y la investigación del cáncer de pulmón.

El de pulmón es el tumor más mortal y suma el 20,55 % de todas las defunciones por cáncer en España. En concreto, 21.200 españoles mueren cada año por este cáncer, de los que el 82 % es hombre y el 17 %, mujer.

La investigación española que presentará Provencio en Toronto por primera vez combina quimio e inmunoterapia en pacientes que «son potencialmente curables y si se consigue hacer cirugía pueden tener oportunidad de curación».

«Son pacientes a los que inducimos la reducción del volumen del tumor y de la metástasis y si responden, hacemos cirugía. Lo que hemos conseguido es que el 80 % tenga necrosis del tumor, es decir, la muerte del tumor», explica Provencio, quien también es jefe de servicio de Oncología del Hospital Puerta de Hierro, de Madrid.

Respuesta patológica completa

En concreto, en el 60 % de los pacientes hubo respuesta «patológica completa», es decir, se consiguió acabar con el tumor al 100 %, mientras que el 20 % tuvo una «respuesta patológica mayor», que es cuando se logra exterminar el 90 % del tumor.

Durante el estudio, los pacientes se han sometido a tres ciclos de tratamiento en tres meses; la mayoría ya han sido operados para extirpar lo que ha quedado de tumor y todos ellos, tras la intervención, tendrán que seguir durante un año más con la inmunoterapia.

Según señala el oncólogo, antes no se había probado esta combinación de fármacos en este tipo de pacientes porque «la inmunoterapia lleva muy poco tiempo de recorrido, y se había investigado en estadios avanzados en segunda línea».

Provencio deja claro que esta investigación es una propuesta «desarrollada en España completamente» y que es de los investigadores, en este caso, suya, ya que, de hecho, viajó hasta Estados Unidos para conseguir que la farmacéutica les proporcionaran los fármacos.

«El Estado no ha participado en nada, lo hemos hecho los investigadores, desgraciadamente es así», lamenta el oncólogo, que opina que este tipo de investigaciones «deberían estar, claramente, bajo el paraguas institucional, en este caso bajo el Instituto de Salud Carlos III, como investigación traslacional en red y no se hace». «No sé muy bien por qué», destaca.

Insiste en que el GECP, como ningún otro grupo cooperativo que se dedica a la investigación, recibe financiación pública por parte del Carlos III porque, añade: «la gente está a otras cosas en este país».

 

Fotos

Vídeos