Comer sin mantel multiplica por 37 las bacterias en la mesa

Comer sin mantel multiplica por 37 las bacterias en la mesa

En los casos en que se usa mantel, el de PVC aglutina hasta cuatro veces más bacterias que uno de tela, según alerta un estudio del Instituto Tecnológico Textil

EFEValencia

Diríase que un verano sin chiringuitos es menos verano, aunque la próxima vez que se siente en uno quizá le de por escudriñar atentamente la mesa en la que degustará las preceptivas delicias gastronómicas. El informe Bioburden, elaborado por el Instituto Tecnológico Textil (AITEX), ha determinado que la carga de bacterias en las mesas sin mantel es 37 veces mayor que las que usan manteles de tela, mientras que en los casos en que se usa mantel, el de PVC aglutina hasta cuatro veces más bacterias que uno de tela.

Una investigación sobre la cantidad de bacterias que existen en la mesa (con mantel, con uno de PVC y con uno de tela), ha determinado la pureza microbiana en cada caso o carga biológica «bioburden», que se define como la población de microorganismos viables existentes en los productos, según informan en un comunicado.

Según han destacado, del resultado se desprende que el mantel de tela es el que menos microorganismos contiene -8 bacterias cuando está sin usar, mientras que el mantel de PVC no utilizado tiene 32 y la mesa sin mantel 296-, ya que su higienización a altas temperaturas es más factible.

No obstante, han resaltado asimismo que tanto el mantel de tela como el de PVC presentan originalmente cierta carga microbiológica, debido a que ninguna superficie es completamente estéril.

El análisis y estudio en superficie se ha realizado por contacto directo con laminocultivos -dispositivos con medio de cultivo adecuado para el crecimiento de bacterias y de hongos-, para poder comparar la carga microbiológica presente en la mesa, en el mantel de tela y en el de PVC.

Temas

Verano

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos