Los pediatras piden igualar el suministro de vacunas en todas las comunidades

En el entro, María José Mellado, presidenta de la AEP. /Ricardo Ordóñez/ICAL
En el entro, María José Mellado, presidenta de la AEP. / Ricardo Ordóñez/ICAL

La presidenta del comité científico de la AEP, Josefa Rivera, ha lamentado la escasez de pediatras, que es «un problema generalizado en España»

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La presidenta de la Asociación Española de Pediatría (AEP), María José Mellado, ha pedido este jueves que se avance hacia la uniformidad en toda España en la administración de vacunas gratis y en el diagnóstico precoz de enfermedades congénitas.

Antes de la inauguración del 67º Congreso Nacional de la Asociación Española de Pediatría, al que ha asistido la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, la doctora Mellado ha considerado que los costes a corto plazo se ven compensados con creces por la reducción de gastos posteriores, al reducir el número de afectados o aplicarles tratamientos más precoces y efectivos, según recoge la agencia EFE.

El presidente del congreso y de la Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León, José Manuel Marugán, ha considerado que Castilla y León es un ejemplo de la desigualdad de criterio entre las diferentes comunidades autónomas, al ser la comunidad que está a la cabeza de España en calendario vacunal y, sin embargo, a la cola en cribado de enfermedades congénitas en neonatos.

En este sentido, la presidenta del comité científico de la AEP, Josefa Rivera, ha señalado que, desde este lunes, un niño nacido en Castilla y León recibe gratis la vacuna para el meningococo B y la familia de uno de Madrid, por ejemplo, tiene que pagar si se la quiere administrar.

La presidenta de la AEP se ha referido también al modelo de atención pediátrica en España, que ha considerado «modélico» en Europa, al contar con pediatras en todos los niveles asistenciales, lo que redunda, ha explicado «en la mejora de la cobertura vacunal y del diagnóstico», entre otros beneficios. Sin embargo, ha lamentado la escasez de pediatras, que es «un problema generalizado en España».

Entre las soluciones que propone, figura el retraso de la edad de jubilaciónobligatoria, para que quienes lo deseen sigan trabajando hasta que se vaya resolviendo el problema, lo que requiere también la convocatoria de más plazas de Internos Residentes para Pediatría. En este sentido, ha recordado que en la última convocatoria de plazas se sacaron 1.914 de Atención Primaria y solo 364 de Pediatría.