Los primeros Sanfermines tras el fallo de La Manada concluyen sin violaciones

Los primeros Sanfermines tras el fallo de La Manada concluyen sin violaciones

No se registraron denuncias por agresión sexual y los atestados por tocamientos se redujeron a la mitad

PABLO OJERPamplona

«Pamplonesas, pamploneses, han terminado las fiestas de San Fermín». Con estas palabras sencillas, pero cargadas de melancolía, un miembro del grupo Motxila 21, el mismo que dio inicio a las fiestas, ha dado por concluidos los Sanfermines esta noche a las doce en punto. En palabras del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, estos Sanfermines 2018, los primeros tras el polémico fallo de La Manada, han sido «unas fiestas magníficas». Entre los datos positivos, Asirón recalcó la buena marcha de los encierros, pero, sobre todo, el drástico descenso de denuncias por delitos sexuales.

Los Sanfermines se cierran sin denuncia alguna por agresiones sexuales o violaciones. Y este dato marca un hito histórico. En las estadísticas de los últimos años se puede apreciar que las labores de concienciación realizadas tanto por el ayuntamiento actual como por el anterior están dando sus frutos.

Desde hace algunos años, en la céntrica Plaza del Castillo se instala un punto de información contra las agresiones machistas. No sólo se ayuda a las personas que hayan sufrido algún acto de este tipo sino también sirve como punto desde el que trabajar la prevención. En los nueve días de Sanfermines se realizaron más de 13.000 atenciones a ciudadanos y se distribuyeron 20.000 folletos informativos y 40.000 manos rojas símbolo de la lucha ciudadana contra las agresiones sexistas.

Esta labor informativa hizo que el año pasado se duplicasen las denuncias por tocamientos, gracias a la concienciación de que hay actitudes que, aunque no sean violentas, no se pueden tolerar. Este año el nuevo clima de tolerancia cero ha frenado a los abusadores. Las denuncias por tocamientos pasaron de las 12 de 2017 a las 6 de 2018.

Pero lo relevante ha sido la caída en picado de las denuncias por agresión sexual. En el año 2012, hace tan sólo seis años, se presentaron 10 denuncias por violaciones. A partir de las campañas de concienciación, las denuncias descendieron a las 6 de 2013, las 5 de 2014, las 4 de 2015 y 2016, las 2 del año pasado, y el cero de estos Sanfermines.

No obstante, el clima de tolerancia cero contra los ataques sexuales vivido en las fiestas podría no ser el único factor que ha influido en tan buen resultado.

Menos visitantes

Un peso también importante en el descenso de denuncias lo ha tenido la importantísima disminución de visitantes llegados a Pamplona para las fiestas. Dos años hablando sin parar de La Manada y de lo sucedido aquella fatídica noche del 7 de julio de 2016 han provocado que los Sanfermines se relacionen con las agresiones sexuales. El año pasado el descenso de asistencia se cifró en un 5%. Este año no hay datos oficiales, pero la sensación generalizada entre vecinos, comerciantes y hosteleros es que el descenso ha sido mucho mayor.

También se ha podido comprobar la disminución de asistentes a los Sanfermines 2018 en los primeros encierros. Mientras en las primeras carreras de este año participaron unas 5.800 personas, según los datos del Ayuntamiento de Pamplona, en los tres primeros encierros de 2014 fueron 6.800 corredores. Y eso que este año coincidieron dos de los tres encierros en fin de semana y en aquel 2014 fueron el lunes, martes y miércoles.

Se han podido ver bares y calles del centro de Pamplona con una cantidad de personas que, por su escasez, hace unos pocos años hubiese resultado inimaginable. Esto ha influido, coinciden todos, en la menor cantidad de acciones delictivas.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos