Uno de cada tres conductores dio positivo en el control de alcohol y drogas en 2017

Un agente muestra un alcoholímetro./José Mari López
Un agente muestra un alcoholímetro. / José Mari López

A pesar de estas cifras, los positivos sí que bajan con respecto al año anterior, ya que de las 65.169 pruebas realizadas a lo largo del año 2016, se detectaron 25.669 infracciones, es decir, un 39% de los test

EUROPA PRESSMadrid

Uno de cada tres conductores a los que se les hizo un test de alcohol y drogas al volante en 2017 dio positivo por alguna de estas sustancias, según los datos facilitados por el Gobierno. En total, de los 89.812 controles realizados en toda España, 31.165 (un 34%) fueron sancionados.

En respuesta a una pregunta parlamentaria, realizada por los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y María Aurora Flórez, el Ejecutivo desglosa el número de controles por comunidades autónomas, con cifras que van desde los 549 que se hicieron en La Rioja durante todo el año pasado, hasta los 14.063 realizados en Andalucía, pasando por los 10.691 que se contabilizaron en Galicia o los 8.016 en Castilla y León.

En total, son casi 90.000 los que ha llevado a cabo el año pasado, una cifra que suponer, con respecto a las 65.169 pruebas que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó en 2016, un aumento del 27,4 por ciento.

Bajan las sanciones

En materia de positivos, es Andalucía la comunidad autónoma con más infracciones registradas, 5.585, seguida de Galicia con 4.845 y Castilla y León con 2.866. Por provincias, Pontevedra y A Coruña son en las que se han detectado más infracciones, con 1.801 y 1.549 positivos, respectivamente. Le siguen, Sevilla (1.235), Valencia (1.085), Murcia (1.052) y Zaragoza (1.002).

A pesar de estas cifras, los positivos sí que bajan con respecto al año anterior, ya que de las 65.169 pruebas realizadas a lo largo del año 2016, se detectaron 25.669 infracciones, es decir, un 39% de los test.

Por otra parte, el Gobierno especifica el número de positivos por metanfetamina, que se elevaron de los 1.898 a los 2.643 en un sólo año. En este sentido, cabe destacar que los test de drogas sólo se realizan si el conductor no da positivo en consumo de alcohol. Cuando la tasa por beber supera la permitida, 0,25 gramos por litro de sangre, el conductor ya es culpable de un delito de consumo al volante, por lo que no se realiza ninguna prueba más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos