Volando dentro del huracán

Vuelo en el túnel de viento más alto de Europa. / Foto: O. Chamorro | Vídeo: O. Chamorro y V. Carrasco

Tras años de auge, principalmente en Estados Unidos, el 'vuelo indoor' comienza a implantarse en España. En unos años podría ser olímpico

Óscar Chamorro
ÓSCAR CHAMORROMadrid

Todo listo para el salto, aquí no hay miedo a que el paracaídas falle y todo se vaya al traste. De la calma fuera del túnel, a los 300 km/h que puede llegar a proporcionar la corriente de aire en el interior del cilindro de 18,5 metros de altura y con un diámetro de 4,6 metros que lo convierten el túnel de viento más alto de Europa.

De repente el sueño de muchos mortales a lo largo de la historia hecho realidad en cuestión de un segundo, casi magia como quedas suspendido instantáneamente y comienzas a volar, sin alas, sin aviones, sin paracaídas, impulsado por una corriente de aire que alcanza la velocidad de un huracán.

En MadridFly lo hace posible un proyecto de ingeniería 100% español, único en el mundo y que ha sido posible gracias a la idea de Alberto Fuertes, campeón de paracaidismo y 3 veces subcampeón de “vuelo indoor” que se propuso construir el túnel de viento perfecto para un volador Pro-Flyer como él.

Esta nueva modalidad de deporte y ocio permite volar en un entorno seguro, supervisado en todo por momento por instructores certificados. Para practicarlo lo importante es la técnica y no la fuerza, aunque la inexperiencia de los primerizos o Fun-Flyers, haga pensar lo contrario, una vez superado este proceso de adaptación y encontrado tu equilibrio, la necesidad de volver a practicarlo se hace en cada salto más adictiva.

La NASA construyó en 1945 el primer túnel de viento vertical para probar hélices de helicópteros, fuerzas y movimientos de giro de aviones y paracaídas. El vuelo indoor comenzó su vertiente recreativa y deportiva en los años 70, en Canadá, tras la adaptación del concepto de la NASA. Actualmente no hay límite de edad ni condicionante físico que impida vivir la sensación del vuelo en caída libre, en un entorno de total seguridad.

Galería

Tras años de auge, principalmente en Estados Unidos, en la última década, esta innovadora modalidad deportiva se ha extendido internacionalmente y en la actualidad ya hay más de 115 túneles túneles de viento en el mundo. En España existen 4 túneles públicos: Windoor en Empuriabrava (Girona) y 3 más en Madrid, además de un quinto que posee el Ejercito del Aire en Alcantarilla (Murcia).

Windoor fue la pionera y quien da a conocer esta modalidad deportiva en España, no en vano sus instructores son en estos momentos de los mejores de la competición mundial. Uno de ellos César Rico, ganó recientemente los Wind Games de vuelo indoor en la modalidad de Speed convirtiéndose en el hombre más rápido del mundo.

Es tal el éxito que han tenido los túneles de viento en otros países en la última década que, poco a poco, se está consolidando también en España como una nueva modalidad de ocio y deporte. Incluso ya se está planteando la posibilidad de incluirlo como deporte olímpico. Desde Francia esta corriente esta tomando cada vez más fuerza y no se descarta que en unos años el vuelo idoor nos sorprenda en las olimpiadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos