China prepara su asfalto para el coche eléctrico

Carretera inteligente./Qinlan
Carretera inteligente. / Qinlan

El gobierno de Pekín ha construido una carretera de un kilómetro para recargar vehículos

INNOVA+Madrid

La carretera hacia el coche autónomo está asfaltada con paneles solares y sistemas de recarga de batería. Esta es la apuesta de China para acelerar la conducción inteligente y liderar la carrera tecnológica en este sector.

El gobierno de China se ha puesto manos a la obra y ha conseguido construir un kilómetro de carretea inteligente en la ciudad de Jinan. Construida por el grupo Qilu, el asfalto de esta vía por la que circulan 45.000 vehículos al día genera electricidad para dar luz a la propia carretera y también a 800 viviendas.

El trazado, nada convencional en su estructura, cuenta con tres capas siendo la última de ellas transparente para absorber toda la luz solar posible y que lleguen a los paneles solares del interior de la carretera. Además, esa última capa está equipada con varios sensores que vigilan la temperatura, el flujo de tráfico y la carga de peso. Además, cuenta con un sistema de calefacción que elimina la nieve y el hielo de sus carriles.

Con una factura de 7.000 yuanes por metro cuadrado, los ingenieros de la empresa china comenzaron su proyecto hace diez años para finalizarla en tan solo 55 días. El pasado mes de diciembre se abrió al tráfico rodado.

Por el momento, sólo queda pendiente la conexión a la red eléctrica, que se dice contará en un futuro con baterías para almacenar la energía generada.

 

Fotos

Vídeos