China prueba el reconocimiento facial para limitar el tiempo de juego de los menores

Videojuegos./Afp
Videojuegos. / Afp

Los jóvenes de 12 a 18 años solo pueden jugar 2 horas a los videojuegos

J. A. G.Madrid

¿Cómo se puede regular el acceso a los videojuegos de los más pequeños? China tiene la respuesta y se encuentra una vez más en el reconocimiento facial y la inteligencia artificial.

No es la primera vez que el gigante asiático hace uso de esta herramienta para controlar y vigilar a sus ciudadanos. En este caso, la editora de videojuegos Tencent está usándola en su juego Honor of Kings, uno de los más populares en el país.

Su software de reconocimiento facial le permite verificar en pocos segundos la edad de los jugadores. Hasta la fecha, la herramienta se encuentra en fase de pruebas en las ciudades de Pekín y Shenzhen.

Este movimiento de Tencent no es el primer paso para reducir la adicción a los videojuegos que está suponiendo un problema para la población china. El año pasado, la editora de videojuegos ya limitó el tiempo de juego para los menores de 12 años a una hora diaria y siempre después de las 21:00 horas. En cambio, la franja de 12 a 18 solo pueden acceder a los videojuegos dos horas al días.

Esto ha provocado un auténtico mercado negro de venta y compra de cuentas para adultos que terminan en las manos de los más pequeños. Los reguladores chinos han culpado previamente a los videojuegos por las crecientes tasas de miopía e incluso por distraer a los soldados del país.

 

Fotos

Vídeos