Cómo librarse de la dependencia de las notificaciones

Cómo librarse de la dependencia de las notificaciones
FOTOLIA

Los españoles miran el móvil una vez cada diez minutos

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

Una de cada tres personas mira el móvil más de 100 veces al día o lo que es lo mismo, mira el smartphone una media de una vez cada 10 minutos, sin contar las horas de sueño. La cifra aumenta si se baja el rango de edad, ya que el 25% de los menores de 25 años lo mira una media de 150 veces al día (1 vez cada 7 minutos).

Una dependencia que viene agravada por las notificaciones y es que cada vez menos el móvil suena menos por llamadas telefónicas. El 98% de los jóvenes españoles entre 14 y 24 años utiliza únicamente servicios de mensajería instantánea, reduciendo así hasta el 12% el uso del fijo y del 24% para las llamadas móviles, según el informe Sociedad de la Información de Telefónica.

Los españoles de media tienen instaladas 33 aplicaciones en sus dispositivos y cada una de ellas está preparada y dispuesta para lanzar avisos a sus usuarios cuando tienen un mensaje de sus allegados en el caso de las redes sociales, últimas horas en medios de comunicación y ofertas en app de ecommerce.

Sin embargo, escuchar el silencio también es posible en los teléfonos móviles. Los gigantes de Silicon Valley se han puesto a trabajar y son los primeros en la educación de un uso razonable de las nuevas herramientas que proporciona la tecnología. «Para captar nuestra atención, los gigantes de Silicon Valley nos han convertido en adictos», denuncia Tristan Harris, creador del Center for Humane Technology.

En la actualidad, la mayoría de móviles disponibles en el mercado cuentan con el modo No Molestar, una pequeña herramienta que aísla al usuario del mundo virtual. Desconecta por completo las notificaciones, pero permite crear algunas excepciones para emergencias.

En el caso de Android esta curiosa funcionalidad se aloja en la configuración del dispositivo y en la etiqueta de sonidos. El usuario puede elegir crear una lista blanca de contactos que activarán el sonido o la vibración al llamar. Lo mismo ocurre con sms, recordatorios de calendario, eventos y alarma.

Los expertos recomiendan una desconexión total por las noches y, especialmente, no usar los móviles como despertadores para huir de su dependencia. Sin embargo, la opción de No Molestar permite crear tramos horarios donde el smartphone se convierte en un mero objeto de diseño.

iOS presenta la misma herramienta que los teléfonos Android. En Configuración, el usuario puede elegir No Molestar e, incluso, activar unos tramos con la opción de Programado si desea que este modo se active automáticamente en ciertos momentos del día.

Sala de máquinas

Varios estudios apuntan a la treintena de aplicaciones funcionando en los teléfonos. Las redes sociales se llevan la medalla de oro, pero se acumulan juegos, gestores de correo electrónico, medios de comunicación. Todas gastan batería y cada cinco minutos hacen vibrar el smartphone o, más molesto, sonar.

Las últimas actualizaciones de Android e iOS permiten gestionar permisos a los que acceden las aplicaciones y desde hace mucho tiempo, el usuario también puede gestionar desde el propio smartphone las notificaciones que reciben.

En los móviles equipados con el sistema operativo de Google, en Android, la sala de máquinas de las notificaciones se encuentra en Configuración. A continuación, es necesario acceder a Aplicaciones y, por último, a notificaciones. En iOS, similar ruta.

Muchas aplicaciones, dentro de su icono y su configuración, permiten silenciar notificaciones y activar solo las que se deseen. El ejemplo más conocido por los usuarios españoles es WhatsApp, que permite silenciar una conversación y no recibir ningún aviso de ese grupo o contacto.

Melancolía

En los últimos meses, muchos usuarios de Facebook han visto cómo han aumentado las notificaciones en la plataforma de Mark Zuckerberg. Solicitudes de amistad, fotos, mensajes privados y otras formas de llamar la atención como si fuera un amigo al que hace mucho tiempo que no se le dedica el tiempo necesario.

Precisamente, estas notificaciones aparecen en usuarios que han dejado de entrar en la gran red social y han reducido su interacción. Las sugerencias de amigos se duplican, las actividades de amigos se notifican y los aniversarios de amigos en Facebook se avisan por Messenger.

Una estrategia que permite a la red social volver a captar a sus usuarios y que pasen más tiempo en su plataforma y vuelvan a querelos.