1.722 opositores buscan su oportunidad en Burgos | BURGOSconecta

1.722 opositores buscan su oportunidad en Burgos

Cientos de opositores de toda la comunidad se dan cita en Burgos para participar en las pruebas del Cuerpo de Maestros entre nervios y expectativas

El IES Pintor Luis Sáez ha sido el centro que mayor número de opositores ha recibido./GIT
El IES Pintor Luis Sáez ha sido el centro que mayor número de opositores ha recibido. / GIT
Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Hay quien acude con tranquilidad, casi parsimonia, y quien lo hace en un evidente estado de nerviosismo. Algunos entran en el centro en grupo; otros, los más, lo hacen solos, aunque hasta la puerta hayan estado acompañados por sus parejas o familiares. Muchos han llegado de fuera de la ciudad. La mayoría acude con mochila, carpeta o bolso, mientras otros lo hacen con la documentación y poco más. Para algunos, esta no es su primera vez y ya saben de qué va. Los que se estrenan, sin embargo, acuden con más dudas. Pero todos ellos, o al menos la inmensa mayoría, llegan con un objetivo: obtener alguna de las plazas 1.200 convocadas por la Consejería de Educación.

Sólo para las pruebas de Matemáticas había inscritos alrededor de 900 opositores

Un total de 1.722 opositores estaban llamados hoy a participar en Burgos en las pruebas para el Cuerpo de Profesores de Secundaria y otros cuerpos en Castilla y León, para las que están citadas 13.923 personas en el conjunto de la comunidad. En el caso de la capital burgalesa, las pruebas a celebrar eran las vinculadas a Matemáticas y Francés -Cuerpo de Secundaria-; Operaciones y Equipos de Elaboración de Productos Alimentarios, Cocina y Pastelería y Sistemas y Aplicaciones Informáticas -profesores técnicos de FP-; y Técnicas de Patronaje y Confección -Cuerpo de Maestros de Taller de Artes Plásticas y Diseño-.

De todas ellas, las grandes protagonistas eran las pruebas de Matemáticas y Francés. No en vano, sólo para Matemáticas se habían presentado alrededor de 900 opositores, que esta misma semana fueron convocados en el IES Pintor Luis Sáez, cuyos alrededores se han convertido desde primerísima hora de la mañana en un autétnico hervidero de gente. De hecho, minutos antes de las 8 de la mañana -la prueba comenzaba a las 8:30- era prácticamente imposible encontrar aparcamiento en los alrededores. Y eso que apenas unos metros más allá se ubica el aparcamiento disuasorio de Gamonal.

Muchas idas y venidas, algún despiste de última hora y, sobre todo, muchos deseos de buena suerte antes de afrontar una prueba que puede resultar clave. Y es que, está en juego un puesto en la función pública. Y ese es un premio muy suculento.

«No hay nada más fijo que ser funcionario»

Así lo entiende Beatriz, que ha llegado de Salamanca con la esperanza de conseguir una plaza fija. «No hay nada más fijo que ser funcionario», comenta entre risas al tiempo que reconoce que le gustaría haber preparado la oposición con más tiempo. Sin embargo, su trabajo en la universidad no se lo permite y acude a la cita casi con el mismo bagaje con el que participó en las pruebas convocadas en 2015. Entocnes, la oferta de plazas era menor, y aunque en esta ocasión se ha incrementado, considera que «siguen sacando pocas» teniendo en cuenta «la cantidad de opositores que hay».

Uno de los más veteranos es Jesús, que ha acudido al Pintor Luis Sáez desde Zamora. En su caso, esta es la cuarta vez que se presenta a las pruebas para conseguir una plaza fija que le aporte estabilidad tras cuatro años trabajando como interino en la Administración Autonómica. Cuatro años durante los que ha pasado por «más de diez centros» de toda la comunidad, con todo lo que ello conlleva. «En realidad no me puedo quejar», aunque obviamente esta situación «tiene muchos inconvenientes». «Te tienes que desplazar, buscar casa y hacerte al centro y a las circunstancias cada poco tiempo. Es un jaleo», reconoce al tiempo que confía en sus posibilidades. «Si sale lo que he preparado y tengo suerte en los problemas, irá bien», asegura.

Un ejemplo radicalmente contrario es el de David, que llega desde León con el único objetivo de «firmar», ya que no ha tenido tiempo para prepararse la prueba. Algo más preparada acude Patricia, también desde León, que comparece ante el tribunal opositor por segunda vez, pero reconociendo que en esta ocasión «he podido estudiar poco». «A ver si la siguiente convocatoria puedo preparármela mejor», asegura.

Bolsa de empleo

En la misma línea se expresan Ana Marta y Marina, dos amigas de Burgos que se presentan por primera vez. En su caso, ésta es una primera toma de contacto y confían en «entrar en la bolsa de interinos y con un poco de suerte, trabajar al año que viene», aunque ambas son conscientes de la dificultad. «Siempre quieres ir más preparado, pero tu vida es la que es y no te da tiempo a estudiar lo que quisieras», comenta Marina al tiempo que reconoce que hoy está menos nerviosa de lo que estaba hasta ayer. «Que se pase ya y que sea lo que quiera», añade su amiga Ana Marta, que ha preparado la oposición «en serio» durante apenas un mes.

Algo más preparado acude el vallisoletano Miguel, para quien ésta es su segunda intentona. «Espero hacerlo bien» aunque «soy consciente de la dificultad», sobre todo «en la parte práctica», y de que la preparación que acumula en los últimos dos años «no ha sido muy intensa y continua», asegura.

Quién sabe si alguno de ellos -excepto David- clava la prueba y se hace merecedor de alguna de las plazas convocadas por la Consejería de Educación. Unas plazas que los opositores de la comunidad estaban esperando como agua de mayo tras varios años en los que la oferta de empleo público ha quedado reducida al mínimo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos