Burgos abraza al Santísimo Cristo

La Procesión del Santísimo Cristo de Burgos ha puesto fin al Domingo de Ramos

Procesión del Santísimo Cristo de Burgos/CLR
Procesión del Santísimo Cristo de Burgos / CLR
Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

La Procesión del Santísimo Cristo de Burgos ha puesto el broche final al Domingo de Ramos. El Cristo de las Santas Gotas, como también es conocido, ha sacado a la calle a centenares de burgaleses. Eso sí, parecía que la lluvia iba a dar pro fin un respiro, pero no ha sido así. En uno de los momentos más emotivos, cuando ha comenzado a descender la talla desde la iglesa de San Gil Abad, han empezado a caer las primeras gotas. Sin embargo, parece que al público se le ha olvidado, pues el entorno que se ha creado durante unos minutos ha eclipsado lo demás.

A las 20 horas se producía la salida desde la iglesia de San Gil Abad. La imagen, portada a hombros por miembros de la Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores, ha descendido la escalinata para ir recorriendo el centro de la ciudad. Poco a poco iba cayendo la noche, a la vez que se iba poniendo fin a la jornada que marca el inicio de la Semana Santa. Pero los burgaleses todavía tienen siete días por delante para vivir la intensidad de las procesiones.

Paso lento, al ritmo de las cornetas y tambores. Las bandas de La Sangre del Cristo de Burgos y la Agrupación Musical de Jesús Crucificado y del Santísimo Sacramento se han encargado de poner música a esta procesión. Se trata de un añadido más para que los burgaleses sientan con especial devoción el paso de la talla. Y es que, no es de extrañar escuchar los aplausos del público por allí por donde pasa.

Sin encuentro

El histórico encuentro que se vivió el año pasado quizá haya sido echado en falta alguno. Y es que, durante la procesión de 2017 se produjo el encuentro, frente a frente, del Cristo de la Santas Gotas, réplica de la imagen del siglo XIV custodiada en la Iglesia de San Gil, con el Santísimo Cristo de Burgos.

De esta manera se conmemoraba el décimo aniversario de la Procesión del Santísimo Cristo de Burgos. Con una tradición medieval que se recuperó en 2007, cuando se adquirió la réplica de la imagen original del Cristo de las Gotas, del siglo XIV y de autor anónimo.

Los orígenes de esta hermandad se remontan al 1592, fundada en el Real Convento de la Santísima Trinidad de Burgos. Cuenta la tradición que posesionaba con una imagen del Santísimo Cristo de Burgos en la cruz regalo del Papa Inocencio II a la San Juan de Mata, el fundador de la Orden de los Padres Trinitarios, y del Real Convento. La Hermandad se dio por extinguida, por motivos políticos, en 1770, aunque el culto Trinitario se mantuvo. Y se refundó en 1944 como Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos