Un Lazarillo de Tormes muy singular

El grupo de teatro Dulces, que está formado por usuarios de la asociación Apacid, representan uno de los clásicos de la literatura con chascarrillos burgaleses y actuales

El lazarillo, junto a su amo el ciego, durante uno de los pasajes de la representación./César Ceinos
El lazarillo, junto a su amo el ciego, durante uno de los pasajes de la representación. / César Ceinos
Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El grupo de teatro Dulces, que está formado por 18 personas con discapacidad intelectual que pertenecen a la asociación Apacid, se ha subido esta tarde a las tablas del salón de actos del Centro Cívico San Agustín de la capital burgalesa para representar una de las obras más destacadas de la literatura castellana, el Lazarillo de Tormes.

Pero este Lazarillo, más que de Tormes, bien podía haber sido del Arlanzón y no solo por los actores. El texto de la novela del siglo XVI se ha mezclado con chascarrillos locales relacionados con El Cid o el frío.. Además, han incluido chistes criticando problemas actuales, como la situación de las pensiones.