El Albergue Municipal baja de los 30.000 peregrinos por primera vez en seis años

Un peregrino atravesando Burgos en verano. /GIT
Un peregrino atravesando Burgos en verano. / GIT

Un total de 29.236 peregrinos pernoctaron en el Albergue en 2018, un 2,66% menos que en 2017 | Se mantiene el volumen de peregrinos nacionales, pero desciende el número de extranjeros

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Un total de 29.236 peregrinos pernoctaron en el Albergue Municipal de Burgos durante el pasado año. Se trata de un 2,66% menos que el año anterior, y, a la postre, el peor dato de los últimos ejercicios. De hecho, es la primera vez desde 2013 que el número de peregrinos baja de la barrera de los 30.000.

Sin duda, la causa de este descenso es la reducción del volumen de peregrinos extranjeros registrado en 2018. En total, 23.265 ciudadanos de otros países pernoctaron en el complejo de la Casa del Cubo, lo que supone un descenso del 3,24% respecto a los datos de 2017, cuando se batió el récord en este ámbito. También descendió en 2018, aunque en menor proporción, el número de peregrinos nacionales (5.971), que se mantiene cerca de la barrera de los 6.000 desde hace unos años.

Sea como fuere, los peregrinos extranjeros continúan siendo mayoría gracias a la pasión que levanta el Camino de Santiago en numerosos países del entorno, como Italia. De hecho, por lugares de origen, destaca el número de peregrinos italianos (3.799), que lideraron la tabla en 2018. Tras ellos aparecen los surcoeranos, cuya presencia en la Ruta Jacobea se ha convertido en los últimos años en una tónica habitual. En este caso, fueron 2.999 ciudadanos de Corea del Sur los que pernoctaron en el Albergue Municipal de Burgos. También los franceses (2.345) y los estadounidenses (2.045) son habituales.

Respecto a los peregrinos nacionales, en 2018 volvieron a ser los catalanes los que más pasaron por Burgos, con un total de 1.550 peregrinos. Tras ellos, destacaron los peregrinos valencianos (794), los vascos (674) y los madrileños (560).

Tampoco cambia sustancialmente el reparto de peregrinos por épocas del año. Y es que, mayo y septiembre continúan siendo los meses en los que más actividad se ve en el Albergue, con 4.504 y 4.237 pernoctaciones, respectivamente. En el lado contrario de la balanza se sitúan meses como enero y febrero, con apenas 288 y 259 peregrinos alojados.

 

Fotos

Vídeos