Las intervenciones a familias con dificultades se incrementaron en un 15% durante 2017

Gema Conde ha dado los datos esta mañana/CLR
Gema Conde ha dado los datos esta mañana / CLR

El Programa de Apoyo a Familias y Programa de Intervención Familiar ha atendido en 2017 un total de 488 casos, lo que supone un incremento del 15% con respecto al ejercicio anterior

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

El Programa de Apoyo a Familias y Programa de Intervención Familiar ha atendido durante 2017 a un total de 488 casos de menores en situación de desprotección, mayoritariamente comprendidos entre los 4 y los 15 años. Esta cifra supone un incremento del 15% con respecto al ejercicio anterior de 2016, tal y como ha informado Gema Conde, concejala de Servicios Sociales.

Del total, es la zona sur de la ciudad de Burgos la que más casos registra en estos programas. En concreto, se tiene constancia de un 10% más de media que en el resto de zonas de la ciudad. Por este motivo, ha explicado Conde, «se va a prestar especial atención para ver qué está sucediendo y cuáles son las razones» para que haya una diferencia tan señalada.

La mayoría de los casos, un 85%, vienen derivados de los centros de acción social. En cuanto a las causas más destacadas para realizar estas intervenciones, el informe recoge la separación o divorcio, las relaciones no adecuadas entre padres e hijos y la ausencia de normas o pautas disciplinarias básicas dentro de las familias. Además, una de cada dos familias atendidas presenta un estado civil de separación, por lo que coincide con una de las causas principales.

Siguiendo con el perfil de las familias dentro del programa, la mayoría fueron monoparentales de madre, con una media de dos hijos y en una situación económica de dependencia o con un empleo de baja cualificación. En este último dato, la cifra de mujeres casi dobla a la de hombres. Las familias españolas siguen siendo las mayoritarias, con un 62% de los casos. El 27% son de origen inmigrante, siendo las nacionalidades colombianas y rumanas las que presentan mayores casos atendidos.

Por su parte, en cuanto a los casos atendidos en el Programa Pre-natal y de Atención a la Primera Infancia, se han incrementando levemente los casos, pasando de 11 en 2016 a 13 en el pasado año. La cifra se mantiene en los asuntos vinculados al maltrato de violencia filio parental, en los que se han registrados 14 casos.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos