Un total de 8.726 menores fueron atendidos en 2017 por el Servicio de Cuidado a la Infancia | BURGOSconecta

Un total de 8.726 menores fueron atendidos en 2017 por el Servicio de Cuidado a la Infancia

Un total de 8.726 menores fueron atendidos en 2017 por el Servicio de Cuidado a la Infancia
RODRIGO GONZÁLEZ ORTEGA

De los cuidados, 1.071 tuvieron lugar en centros de día, 166 a domicilio y la mayor parte, 7.489, fueron atendidos en cuidado grupal

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

El Servicio Municipal de Cuidado a Infancia atendió durante 2017 un total de 8.726 menores, tal y como ha informado Gema Conde, concejala de Servicios Sociales. De todos ellos, un 10%, lo que corresponde a 135 menores, han sido derivados a través de centros de acción social. Este programa tiene como objetivos apoyar a las familias, beneficiar la conciliación de la vida familiar, laboral y social y facilitar espacios en los que los niños puedan socializar, contribuyendo a la igualdad de oportunidades.

Del total de menores, 1.071 fueron atendidos por los centros de día, 166 por cuidados a domicilios y 7.489 por cuidados grupales, solicitados estos últimos por 37 los usuarios o entidades. En general, la mayoría de las causas por las que se solicita el servicio, con un 60%, es el motivo laboral, seguido de la asistencia a cursos de formación, con un 8%.

En cuanto al perfil de los menores atendidos, el 40% se corresponde con niños de uno a tres años, mientras que el 30% son de cuatro a seis. De todos los que han pasado durante 2017 por el programa de Servicios Sociales, 468 (37%) han sido nuevos, es decir, nunca antes habían estado en el servicio. En este sentido, ha apuntado Conde, se va a intensificar la difusión de estos programas entre la población, «pues todavía hay margen de atención a más menores».

Atención a adolescentes

Otro de los programas del Servicio Municipal es el de Atención a Adolescentes y Preadolescentes en riesgo de exclusión social, a través del cual se está interviniendo en 56 menores. La mayoría, el 74%, son de nacionalidad española.

La concejala ha querido destacar que es «importante intervenir» porque está bajando la edad en la que se detectan los problemas en menores. Además, cada vez se presentan más intervenciones con mujeres. En este sentido, hay que pensar que muchos casos no deberían cerrarse a los 18 años, ha señalado Conde, pues «la situación de riesgo sigue persistiendo».

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos