Los disturbios de Gamonal en enero de 2014, a través de los objetivos de tres fotógrafos burgaleses

Ricardo Ordóñez, Tomás Alonso y Santiago Otero son los autores del libro. /BC
Ricardo Ordóñez, Tomás Alonso y Santiago Otero son los autores del libro. / BC

Los fotógrafos burgaleses Ricardo Ordóñez, Tomás Alonso y Santiago Otero inician una campaña de micromecenazgo para editar el libro 'Gamonal, la chispa que enciende la revolución', que muestra con fotografías las protestas registradas en el barrio en 2014

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Tres fotógrafos burgaleses han iniciado un proceso de micromecenazgo para financiar la publicación de un libro con fotografías de los disturbios y protestas que se produjeron en Gamonal en enero de 2014.

El libro 'Gamonal, la chispa que enciende la revolución' pretende recoger las imágenes del movimiento social y los incidentes que se produjeron en Gamonal del 10 al 17 de enero, recogidas por los periodistas gráficos Tomás Alonso, Ricardo Ordóñez y Santiago Otero, que siguieron las protestas desde el primer día.

Lo que se originó como un movimiento ciudadano de oposición al proyecto de convertir un tramo de la calle Vitoria, la principal arteria de Burgos, en un bulevar con un aparcamiento subterráneo en su parte inicial, acabó en una mezcla de protestas pacíficas con otras en las que se destrozaba el mobiliario urbano y se sucedían las cargas de los antidisturbios de la Policía Nacional.

Cuando el 17 de enero, tras varios días de protestas, el Ayuntamiento de Burgos anunció que se descartaba el proyecto de Gamonal ya se habían producido cuantiosos daños materiales y decenas de detenidos por los incidentes.

Tomás Alonso ha explicado a Efe que su intención es «recopilar y ayudar a recordar» lo que se vivió con tanta intensidad durante unos días en que Gamonal fue la «punta de lanza de una forma de reaccionar que también se vivió después en otras ciudades».

Por su parte, Ricardo Ordóñez ha insistido en que fueron «días largos y de mucho trabajo, pero era especialmente interesante». Para Santiago Otero, el trabajo de esos días en Gamonal era «algo diferente al trabajo cotidiano» en unos días en que se madrugaba y nunca se sabía a qué hora se iba a acabar ni cómo iba a terminar cada día.

Tomás Alonso cree que hay que valorar lo que significó la protesta de Gamonal ahora vuelve a haber «cierto malestar en la gente». A su juicio, es bueno recordar la fuerza de la unión y la solidaridad de los vecinos, que participaban en las protestas o simplemente bajaban algo de comer a los que estaban concentrados en la calle.

«No hace tanto tiempo que ocurrió, solo cinco años, y todavía está vivo en la memoria, porque Gamonal fue un ejemplo que se convirtió en centro de todas las miradas y que luego se siguió en muchos otros lugares de España« ha afirmado Alonso.

De hecho, en la campaña de micromecenazgo por internet para financiar el libro ya llevan centenares de personas interesadas que han realizado aportaciones, muchos de ellos de fuera de Burgos, de lugares como Valencia, Extremadura o Asturias.

Otero ha explicado a Efe que para financiar la edición del libro necesitan 7.500 euros que tendrían que conseguir antes del 22 de diciembre, aunque se ha mostrado convencido de que alcanzarán esa cifra sin problemas, dado que en este momento se acercan ya a los 5.300 euros, lo que supone el 70% del objetivo.

 

Fotos

Vídeos