Mañueco arremete en Burgos contra las políticas «radicales» del Gobierno para «cargarse» la industria térmica y nuclear

Alfonso Fernández Mañueco/Ricardo Ordóñez/ICAL
Alfonso Fernández Mañueco / Ricardo Ordóñez/ICAL

El presidente del PP en Castilla y León se compromete con Burgos a defender la industria automovilística frente a política medioambientales «radicales»

Burgos Conecta/AGENCIAS
BURGOS CONECTA/AGENCIASBurgos

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha arremetido este viernes, en un acto político celebrado en Burgos, contra las políticas «radicales» del Gobierno central, que pretenden «cargarse» la industria térmica y nuclear, así como la de la automoción.

Mañueco, quien ha clausurado la convención provincial del PP de Burgos, ha defendido el compromiso de su formación para con la industria de la automoción, «tan importate para Burgos» por sus empresas auxiliares. Asimismo, ha insistido en que esta industria genera empleos «honestos, honrados y limpios, que vamos a defender», frente a un Gobierno «de radicales» que impone una política medioambiental «radical».

Alfonso Fernández Mañueco se ha comprometio también con la industria agroalimentaria, esencial para el mundo rural, «que no se deslocaliza y genera empleo», y con los agricultores de Burgos, a los que ha garantizado que no se conformarán con «ni un euro omenos de lo que le corresponde» en la Política Agraria Común.

Fernández Mañueco con Javier Lacalle y César Rico
Fernández Mañueco con Javier Lacalle y César Rico / Ricardo Ordóñez/ICAL

Igualmente, el presidente del PP ha salido en defensa del polígono industrial de Ircio, en Miranda, y el Tren Directo, ambos «compromisos irrenunciables». Y, en clave local, ha destacado la política del alcalde de Burgos, Javier Lacalle, «capaz de congelar los impuestos, crear empleo», gestionar una ciudad industrial clave en España, defender el patrimonio, atender a los mayores y generar oportunidades par los jóvenes.

«Eso que defiende Javi lo defiendo yo para Castilla y León», ha afirmado Fernández Mañueco, insistiendo en que el PP es el partido de la «experiencia, la credibilidad y la estabilidad». El PP es el partido de las capas moderadas de Burgos, ha insistido, «la única opción» de centro y derecha en Castilla y León, por lo que ha animado a votar al Partido Popular, frente a la opción de la izquierda, a la que ha calificado de «demagógica». «Lo ve todo en blanco y negro», ha puntualizado.

En este sentido, se ha dirigido a lo asistentes para pedirles ayuda para que el PP llegue a todos los rincones de la provincia. «Vamos a por todos los ayuntamientos, no renunciamos a nada«, ha afirmado, al mismo tiempo que ha recordado que él ha aprendido a hacer política como lo hacen los alcaldes, «de puerta a puerta, pisando el barro si es necesario».

Sucesor de Herrera

El presidente del PP de Castilla y León reconoce el reto que asume como candidato a la Presidencia de la Junta y ha asegurado que sabe qué afronta de cara al futuro y de quién recoge el testigo, del burgalés Juan Vicente Herrera, «que tanto ha significado para Burgos».

Mañueco ha clausurado la convención provincial del PP de Burgos
Mañueco ha clausurado la convención provincial del PP de Burgos / Ricardo Ordóñez/ICAL

Por su parte, el presidente del PP de Burgos, César Rico, ha aprovechado la ocasión para elogiar el «gran esfuerzo» de Alfonso Fernández Mañueco para trasladar el mensaje de los 'populares' en la Comunidad porque «esto ya huele a elecciones» y ha insistido en que el objetivo fundamental de la organización deben ser las personas.

Rico ha advertido de que, hasta las elecciones muncipales de mayo, queda un «trabajo intenso» por delante, en el que el PP tratará de presentar candidaturas en todos los municipios, y ha señalado que el segundo objetivo del PP debe ser comunicarse con la sociedad para conocer reivindicaciones y poder plasmarlas, si cabe, en el programa electoral. «Hay que estar abiertos a la sociedad», ha dicho.

La convención provincial del PP de Burgos, celebrada en la Sala Capitular del Monasterio de San Agustín, ha comenzado con la intervención de la presidenta de Nuevas Generaciones (NNGG) de Burgos, Andrea Ballesteros, que ha abogado por que el partido presente, al menos, el mismo número de candidaturas en la provincia que en los pasados comicios municipales.

Y ha contado también con la participación activa de la alcaldesa de Tordómar y diputada provincial, Inmaculada Sierra, que ha destacado la necesidad de avanzar en cambios que permitan acabar con una legislación «enmarañada» que «choca» con la sencillez que precisan la mayor parte de los asuntos de un pequeños ayuntamientos.

 

Fotos

Vídeos