Castilla y León, la primera en vacunar contra cuatro tipos de meningitis en España

Vacunación contra la meningitis C de una menor de doce años. :: /Luis Á. GOMEZ
Vacunación contra la meningitis C de una menor de doce años. :: / Luis Á. GOMEZ

Salud Pública ampliará en enero la actual cobertura, solo para la del tipo C, para evitar una epidemia tras detectar once casos de nuevos serogrupos desde 2015

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

La detección de «un patrón emergente, pero no epidémico, de meningitis nos ha hecho querer prevenir una incidencia alta de la enfermedad y adoptar medidas ante la detección en los últimos años de la circulación de nuevos serotipos», explica la jefe de Epidemiología de Salud Pública de la Junta, Sonia Tamames.

Para evitar que los brotes europeos, con casos crecientes también en España, se conviertan en una epidemia, algunos países como Holanda –y en proceso también está en el Reino Unido– han ampliado su cobertura vacunal frente a la enfermedad meningocócica bacteriana que, si bien no tiene una alta incidencia, es muy grave e incluso letal. Castilla y León introducirá la vacuna tetravalente de la meningitis con el comienzo del año,lo que ampliará la actual cobertura, ahora solo en la red pública para el serotipo C, a los del A, W e Y. Será la primera, y por el momento única, comunidad que implante la vacuna conjugada en una pauta a los 12 meses y a los 12 años tras la dosis de solo la de la C, a los cuatro meses. En los casos de niños que ya han sido vacunados con alguna pauta, se pondrá la tetravalente en la que les falte pero la Junta no rescatará población diana.

El número de casos de los nuevos tipos se duplica en España en solo un año

Los nuevos subtipos reaparecieron en las temporadas 2014-2015, el W, y en la anterior con comienzo en 2013, el Y. La enfermedad meningocócica es invernal y los epidemiólogos contabilizan los casos, desde principios de octubre hasta finales septiembre del siguiente año, como de una misma temporada. Desde hace cinco años, los enfermos han ido en aumento, con tres y dos diagnósticos de estos nuevos serotipos los dos otoños e inviernos pasados y cinco en la recién cerrada temporada. Desde después del verano de 2017 hasta el pasado mes de octubre ha habido en Castilla y León 17 casos de meningitis, la mayoría de la B(6) y de la C (4); pero también hubo tres de la Y, dos de la W y uno de la X, el único de toda España. Solo se registró un fallecimiento, de la B, el de una pequeña de cinco meses de Zamora. A los mismos, habría que sumar los dos casos de Ávila aunque pertenecen en la contabilidad epidemiológica ya a la temporada 2018-2019. Son dos menores de 17 y de 5 años, la primera falleció el pasado 15 de noviembre en pocas horas de una meningitis C para la que no estaba vacunada. La menor era de origen colombiano y no había actualizado su calendario vacunal al llegar a la comunidad y la otra pequeña, según los primeros datos también de la C, sigue ingresada.

Casi la mitad de los padres costea los 315 euros del Bexsero frente al tipo B

La implantación de la vacuna tetravalente frente a cuatro subtipos de meningitis bacteriana es un paso de gigante y, entre todos, no solo suman el mayor número de casos sino que, al haber reaparecido, hacen temer una posible futura epidemia solo prevenible mediante vacunación. Sin embargo, sigue pendiente la que mayor incidencia tiene por si sola, con 6 de los 17 casos en la temporada 2017-2018, y la que cada invierno suma más casos, la B. Para este subtipo hay vacuna, el Bexsero, pero «su alto precio es la causa de que no se implante en el calendario vacunal», reconoce el director de Salud Pública de Castilla y León, Agustín Álvarez Nogal.

La pauta completa, de tres dosis, de esta vacuna supone para el bolsillo de los padres de cada niño 315 euros (tres pautas y 420, cuatro) y, para la Junta o cualquier otra administración pública sanitaria, serían 193,44 euros, más de tres millones de euros de presupuesto anual. De ahí, que solo las familias que puedan permitírselo, con receta privada, pueden acceder a esta protección para sus hijos. «Una desigualdad tremenda», reconocen los responsables sanitarios. Para los nacidos en 2017, Sanidad tiene registrada una cobertura, aun pendiente de la última dosis de recuerdo en muchos casos porque no se ha cerrado la pauta, de al menos una dosis, en el 65,7% de los casos; de dos, en el 63,5% y de las tres, en el 42,6%. Para los nacidos en 2016, que ya han dispuesto de tiempo para las cuatro inyecciones, han puesto al menos una, el 64,4%; baja al 61,9%, los de una segunda; al 45,4%, los que llegan a tres y la pauta completa solo la pone el 16%. Y aunque nuevos estudios hablan de una buena cobertura con tres, «es importante cumplir con tiempos y pautas completas», destacala responsable del Servicio de Epidemiología de la Junta.

Explica Tamames que «la meningitis afecta sobre todo a los niños desde bebés hasta los cinco años y vuelve a tener una alta incidencia en las personas mayores aunque con menor letalidad; pero en las del tipo W hay otro pico entre los adolescentes». Es el comportamiento de la enfermedad lo que lleva a las sociedades científicas y epidemiólogos a establecer protocolos de prevención con determinadas pautas para vacunar a los menores. «Lo que haremos –añade Tamames– es completar la dosis de la C de los 12 meses y de los 12 años porque es cuando comienza el riesgo de estos serotipos y dejamos solo la C a los cuatro meses porque sería demasiado pronto para la tetravalente. Vacunar a los doce meses da una amplia cobertura a un periodo grande de riesgo, el de hasta los cinco años, y volvemos a los 12, al inicio de la adolescencia porque el contagio es nasofaríngeo, por la saliva, especialmente cuando hay un contacto directo a través de los besos y la adolescencia es obviamente una edad con este riesgo. No es la única forma de contagio, la convivencia cercana, compartir utensilios, vasos... en las guarderías con las habituales babas de los bebés..., el pasarse en los colegios el bolígrafo mordido. Pero los besos son frecuente forma de contagio;de ahí, la elección de la adolescencia para volver a vacunar. Con toda esta cobertura, y dado que nos relacionamos fundamentalmente con nuestra generación, en segunda instancia con la de nuestros padres y, en menor medida, con la de los abuelos, la inmunidad de grupo conseguida con estas pautas es amplia. Los casos por debajo de los doce meses son realmente raros», aclara Sonia Tamames. No obstante, añade, «la experiencia de uso de estas vacunas todavía no es muy larga, la primera conjugada fue del año 2000, y parece que la protección es duradera y también por comparativa con otras vacunas de la misma tecnología que han demostrado que no hacía falta revacunar, pero nada es descartable en el futuro».

Datos sobre la meningitis

Casos en Castilla y León
17 casos de meningitis bacteriana se registraron en la comunidad entre septiembre de 2017 y octubre del presente año en la región.
Origen
98,14% tienen origen en España y solo el 6,29% de los afectados pueden achacarse a un origen extranjero.
El producto
Las vacunas tetravalentes sirven para hacer frente a cuatro serotipos diferentes, concretamente A, C, W e Y (Menveo® y Nimenrix®). Estas dos son de venta en las farmacias españolas desde septiembre de 2017.
La enfermedad
La meningitis bacteriana es la inflamación de las meninges (membranas que cubren el cerebro y la médula espinal), causada por una infección producida por una bacteria.
Gravedad
Esta enfermedad se debe tratar como una emergencia médica que requiere un tratamiento inmediato en el hospital, ya que es grave y puede provocar discapacidad e incluso la muerte.
Síntomas
Dolor de cabeza; fiebre; rigidez de nuca (en ocasiones aparece tarde); letargia (paciente como adormecido); fotofobia y convulsiones (sobre todo en las bacterianas).
Causas
Puede estar provocada por bacterias, virus, hongos, protozoos o, en ocasiones, puede ser no infeccioso.

Calendario homogéneo

Así con 48 casos en España del tipo W (de ellos, dos en la región) solo en la temporada 2017-2018 y otros 37 de la Y (tres en la comunidad), es decir, 85 de nuevos serogrupos en solo una nueva temporadaque, además, ya duplican las tasas de la temporada anterior y guardan un aumento exponencial desde 2010, parece el momento de adoptar medidas. La situación «no es de epidemia pero sí claramente emergente; aunque todavía haya menos casos que de la B», añade esta especialista. De esta última, España registró 142 casos en dicha temporada.

«Su introducción en realidad no varía el calendario vacunal, puesto que mantiene las mismas edades a las que ya se administraba la C, lo único que hacemos es ampliar la cobertura en las mismas dosis», defiende el director de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal. Y es que un acuerdo del Consejo Interterritorial entre Ministerio de Sanidad y autonomías establecía el calendario único para toda España. Castilla y León se adelanta así a un probable futuro acuerdo de ampliación –en pleno debate entre las autonomías y el Ministerio de Sanidad en la actualidad– conscientes desde la Dirección de Salud Pública de que «vamos a empujar, porque las demás comunidades no querrán quedarse atrás y una vez que está funcionando en una y en el entorno europeo, lo más probable es que hagan la misma ampliación de cobertura en las pautas ya fijadas», añaden ambos responsables de la Junta.

La implantación en todo el entorno «sería algo deseable porque la inmunidad de grupo, el concepto de salud pública, estarían mucho más reforzados y la propagación de la enfermedad sería mucho mas fácil de contener».

La implantación de la tetravalente en sustitución de solo la C supone un incremento en el precio de cada vacuna de unos 14,45 euros sobre los 555.000 destinados a la misma por la Administración sanitaria.

Supondrá así la implantación de la tetravalente una cobertura frente a los serotipos A, C, W e Y yla inmunización frente a la B seguirá pendiente en el calendario oficial de cobertura pública. De forma privada puede adquirirse, el Bexsero, y es su alto precio lo que hace que no se incluya en el diseño de cobertura universal y gratuita, a pesar de las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría. En cuanto al serotipo X, todavía no hay vacuna; pero, de todas formas solo ha habido un caso en España, el de Castilla y León.

La meningitis puede ser de origen vírico, que suele ser benigna y de consecuencias leves, o de origen bacteriano, que es la más peligrosa y contra la que la mejor prevención es la vacuna.