La Junta dará permiso retribuido para hacer campaña a los funcionarios que vayan en listas del 26-M

Papeletas de las elecciones municipales y autonómicas./A. QUintero
Papeletas de las elecciones municipales y autonómicas. / A. QUintero

La «dispensa», que se ha aplicado en anteriores citas electorales, la pueden solicitar empleados públicos que sean candidatos a concejales, procuradores o eurodiputados

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

Permiso para no ir a trabajar durante la campaña electoral sin que afecte a la nómina. Los empleados públicos de la Junta de Castilla y León que formen parte de una candidatura a las Cortes, a cualquier ayuntamiento o a la eurocámara podrán solicitar ser «dispensado» de la prestación del servicio durante el tiempo que dure la campaña electoral.

Esas dos semanas en las que el funcionario o laboral en nómina de la Administración autonómica dé prioridad a su perfil de candidato seguirá percibiendo íntegramente su retribución habitual. La Consejería de la Presidencia publicó el lunes la orden en la que se regula la concesión de esos permisos con motivos de las elecciones autonómicas, municipales y europeas.

A esas dos semanas de permiso sin mella en la nómina entre el viernes 10 de mayo y el viernes 24 se accede previa solicitud de los integrantes oficiales de una lista electoral, sea esta provincial a las Cortes de Castilla y León o municipal, independientemente del tamaño de la localidad y el lugar que se ocupe en la candidatura.

La orden que regula esta dispensa recoge que «convocadas para el día 26 de mayo de 2019 elecciones a las Cortes de Castilla y León... elecciones locales y elecciones de diputados al Parlamento Europeo, resulta preciso adoptar las medidas necesarias para que el personal al servicio de esta Administración pueda cumplir los deberes y ejercitar los derechos derivados de dichas convocatorias».

Fuentes autonómicas han asegurado que es complicado facilitar la cifra concreta de empleados públicos que solicitaron acogerse a este permiso retribuido en las elecciones de 2015, porque esas peticiones no están centralizadas. Cada consejería tramita y autoriza las suyas.

Además de la dispensa de servicio retribuida para hacer campaña electoral, la Junta articula en esa orden el derecho de sus empleados a disfrutar de permiso con retribución si son presidentes, vocales o interventores de mesa el día de la jornada electoral, si no disfrutan en esa fecha de descanso semanal, a la vez que fija una reducción de la jornada de trabajo de cinco horas para el día 27 de mayo. Ese permiso retribuido se extiende a los apoderados de los partidos políticos que realizan su labor el día de las votaciones.