Un tercio de los senadores de Castilla y León apenas pregunta y uno de cada cuatro casi no interviene

Hemiciclo del Senado. /Efe
Hemiciclo del Senado. / Efe

No llegan a los diez debates seis parlamentarios de la Cámara Alta, cinco de ellos del PP y alguno tan significativo como el salmantino Javier Iglesias o el expresidente Juan José Lucas

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

Termina la legislatura, diputados y senadores recogen bártulos en Madrid y cruzan Guadarrama o Somosierra de vuelta a sus provincias con la hoja de ­servicio de los últimos casi tres años para encarar el proceloso momento de la confección de candidaturas para el 28 de abril. Castilla y León sienta en la Cámara Alta a 39 representantes de los 266 que componen el pleno del Senado.

Los datos de ­actividad parlamentaria que reflejan las fichas de la web oficial arrojan que uno de cada tres, en este caso todos ellos del PP, apenas ha preguntado o solicitado información, y que uno de cada cuatro casi no se ha puesto ante el micrófono, situando el corte en las ­quince intervenciones a contar desde junio de 2016 y sumando a las del pleno aquellas protagonizadas en comisiones de trabajo o de investigación.

Más información

Los ciudadanos eligen a cuatro senadores por provincia y las Cortes de Castilla y León designan a tres más. El PP cuenta con 27 representantes salidos de la urnas y el PSOE completa el contingente territorial con otros nueve, a los que se suman dos populares y un socialista de designación autonómica.

El orador que menos ha intervenido en los debates senatoriales es el salmantino Javier Iglesias, también presidente de la Diputación charra y primer responsable provincial del PP. Ha tomado la palabra en dos ocasiones. En un asunto sobre instalaciones de cogeneración eléctrica en el que defendió el compromiso del Gobierno de Mariano ­Rajoy para «mantener a raya el precio de la luz», y en otro para instar a la UE a que confíe en la eficacia de las diputaciones para aplicar fondos destinados a atajar la despoblación. Esta última es de junio pasado, con Pedro Sánchez en plena mudanza a la Moncloa.

La moción de censura ha ­supuesto un punto de inflexión en el ­registro de iniciativas por parte de los senadores, dentro de un balance que ­varía en función del grupo parlamentario y de la provincia. Los socialistas presentan históricamente preguntas al por mayor, con senadores como el segoviano Félix Montes Fort que ha registrado 2.541 iniciativas, la mayor parte de ellas cuestiones para respuesta por escrito. ¿Puede un senador hacer más de 2.000 preguntas y aprovecharlas? Graciliano Palomo, senador por León, contextualiza esa práctica interrogatoria: «Lo importante no es tanto la pregunta como la respuesta y muchas respuestas no tienen sustancia».

Curiosidad variable

Ese ánimo por preguntar desapareció en las filas socialistas tras la moción de censura que situó al PSOE en el Gobierno de España. La ­última cuestión presentada por el senador Montes, por ejemplo, es de abril de 2018, una tónica que siguen el ­resto de compañeros de bancada.

Este movimiento se ha ­registrado a la inversa en las filas delPP. Sin llegar a los niveles de los socialistas, la curiosidad de los parlamentarios populares despertó tras la ­despedida del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Con desigual intensidad. Los senadores de Segovia y Soria son los más activos con las preguntas al ­Gobierno y los de ­Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia, a los que menos han visto los funcionarios del Registro del Senado. Un vistazo a las preguntas confirma lo que apuntan las cifras (muy parecidas, cuando no idénticas, de los compañeros de provincia), de que la misma cuestión se plantea por triplicado.

Los senadores de Palencia y Salamanca son también los que menos presencia tienen en el índice de oradores. En el caso palentino, Nuria Simón registra cinco ­intervenciones y esa baja participación en los debates, de la que no escapan sus dos compañeros de partido, se ­extiende también a la socialista Rosa Aldea. Junto con el soriano Jesús Manuel Alonso son los senadores del PSOE con menos intervenciones (18 y 26).

La parte baja del balance de actividad parlamentaria acoge también al expresidente de la Junta, exministro y expresidente del Senado, Juan José Lucas, que preside la Comisión Constitucional, con ocho intervenciones de contenido y una única iniciativa presentada: era una solicitud para votar telemáticamente. En su entorno están el zamorano Javier Faúndez, el vallisoletano Miguel Ángel Cortes y el soriano Gerardo Martínez. Este último, solo en la parte de oratoria.

No se ha estrenado aún Antidio Fagúndez, el senador socialista designado por las Cortes en diciembre, en sustitución de Óscar López, ahora presidente de Paradores. El que fuera portavoz del PSOE antes del retorno de Pedro Sánchez a Ferraz dejó un balance de 36 intervenciones y 362 iniciativas registradas.

Primeros puestos

Entre los oradores más activos están los populares Luis Aznar y Esther Muñoz, ambos de León, y el burgalés Arturo Pascual, que sobrepasan el listón de las 70 intervenciones. En las filas socialistas encabeza esa clasificación el actual portavoz, Ander Gil. Al senador por Burgos le sigue el leonés Graciliano Palomo, que destaca la actividad que han desarrollado los socialistas en una Cámara con mayoría absoluta del PP. Palomo se ha ocupado de asuntos agrarios, medioambientales y de energía y lamenta que no haya habido tiempo para desarrollar proyectos clave. «El futuro de la minería, incluso de las centrales térmicas, ya estaba escrito por el Gobierno del PP», sostiene.

El salmantino Gonzalo Robles coordina a los senadores delPP de Castilla y León. Destaca el protagonismo de los parlamentarios autonómicos en una legislatura «intensa» que ha permitido «visualizar la utilidad del Senado como Cámara de segunda lectura». Ahí está el freno al techo de gasto. O antes la aplicación del artículo 155 en Cataluña, competencia del Senado y que desde las filas del PP defendió la zamorana Clara San Damián. O comisiones de investigación «que se plantean, a diferencia del Congreso, más como un estudio en profundidad y con mayor utilidad» en una legislatura que echa la persiana del cierre.

■ Actividad parlamentaria de los senadores de Castilla y León