Heroínas de acero

Las mujeres de acción llevan dando guerra en el cine sin ayuda de los hombres desde hace mucho tiempo

Sigourney Weaver, en una escena de la película 'Alien: el montaje del director'./
Sigourney Weaver, en una escena de la película 'Alien: el montaje del director'.
Borja Crespo
BORJA CRESPO

Cansadas de ser la moneda de cambio de villanos sin escrúpulos, las mujeres de acción de hoy en día pasean su palmito por la pantalla grande sin la obligación de acudir a los brazos del macho en busca de auxilio. Las heroínas del cine contemporáneo se valen por sí mismas, no necesitan la protección del hombre y son capaces de revelarse ante su tiranía con sus mismas armas. Son magnolias de acero autosuficientes, dispuestas a combatir las masculinidades tóxicas. No necesitan que las rescaten ni que nadie muestre clemencia ante ellas. Llevan tiempo dando guerra y han venido para quedarse.

Barbarella

Jane Fonda en 'Barbarella'.
Jane Fonda en 'Barbarella'.

Jane Fonda fue una de las primeras heroínas de renombre de la historia del cine. La culpa la tuvo 'Barbarella' (Roger Vadim, 1968), una lisérgica propuesta, convertida en una auténtica pieza de culto con el paso de los años, que se basaba en las historietas de ciencia-ficción creadas por Jean-Claude Forest. Vampirella, la vampiresa espacial nacida a finales de los sesenta de la mano de Jim Warren, editor de cómics de terror de gran calado como «Creepy» o «Eerie», también tuvo su película de imagen real destinada a la televisión por cable. La primera aparición audiovisual de esta bella chica guerrera experta en el arte del mordisco fue dirigida en 1996 por Jim Wynorski y producida, o eso dicen, por el prolífico Roger Corman. No es difícil imaginarse el resultado.

En el terreno de las heroínas del fantasy podemos encontrar otras propuestas como 'Gwendoline' (Just Jaëckin, 1984), basada en el cómic homónimo. Amazonas rendidas al softcore, en las antípodas de Arwen (Liv Tyler), la princesa élfica de 'El Señor de los Anillos', y Eowen (Miranda Otto), la guerrera de Rohan que venga a su padre. El acero es el instrumento de muerte de estas chicas bárbaras, como bien demuestra Red Sonja en 'El guerrero rojo', donde la atlética actriz Briggitte Nielsen daba la réplica, con su espada de walkyria, al mismísimo Arnold Schwarzenegger.

La teniente Ripley

Sigourney Weaver en el primer 'Alien'.
Sigourney Weaver en el primer 'Alien'.

La indiscutible emperatriz del exterminio de monstruos y criaturas molestas es la Teniente Ripley, alma máter de la saga 'Alien'. Sigourney Weaver hizo de su personaje todo un icono popular del séptimo arte en general y del género fantástico en particular. Ningún extraterrestre hostil con ganas de guerra es capaz de buscarle las cosquillas a esta asesina de dragones espaciales sin recibir su merecido. De sus maneras aprendió Linda Hamilton en la suprema 'Terminator' de James Cameron.

Jamie Lee Curtis también se defendía de un ser diabólico y sanguinario, léase Michael Myers y su máscara fantasmal, en 'Halloween', el terrorífico clásico de culto de John Carpenter cuya reciente secuela era innecesaria. 'Mentiras arriesgadas', otra vez Cameron, y 'Acero azul', de Kathryn Bigelow, convirtieron a la hija del ínclito Tony Curtis en justiciera. Cameron Díaz, Drew Barrymore y Lucy Liu renovaron aspecto a las archiconocidas Ángeles de Charlie, con McG tras la cámara nerviosa retratando las tribulaciones de las superagentes televisivas. Yelena, compañera de fatigas de Xander Cage, Vin Diesel en 'xXx», cinta pergeñada por Rob Cohen, fue interpretada en el inicio de la franquicia por Asia Argento, en el candelero por motivo extra-cinematográficos.

Catwoman

Michelle Pfeiffer, la Catwoman de 'Batman vuelve'.
Michelle Pfeiffer, la Catwoman de 'Batman vuelve'.

Heroína o villana, Michelle Pfeiffer se puede permitir cualquier cosa. Enfundada en su traje de cuero, fue la encargada de poner rostro al enigmático personaje gatuno a las órdenes del añorado Tim Burton en 'Batman vuelve', esgrimiendo un mortal látigo digno de una delirante sesión de sadomaso. Los seguidores de la protagonista de filmes de culto como 'Lady Halcón' o 'Las brujas de Eastwick' no ocultaron su entusiasmo ante el malsano registro de su diva, acostumbrada a papeles más edulcorados por aquel entonces. Por contra, 'Catwoman', dirigida por el realizador galo Pitof, responsable de la llamativa 'Vidocq', fue un desastre, a pesar de contar con Halle Berry como reclamo. La actriz puso cuerpo y alma a la mujer gato, la (anti)heroína de DC Comics que irrita y enamora al atormentado Batman a la primera de cambio. No es la única ocasión en la cual la oscarizada artista ha encarnado a una heroína de tebeo. Es Tormenta en 'X-Men'. ¿Citamos el debut de Batgirl en 'Batman y Robin'? Alicia Silverstone no estuvo a la altura del conocido rol.

Nikita

Anne Parillaud en 'Nikita'.
Anne Parillaud en 'Nikita'.

Otra chica de ley que se defendía pistola en mano en los convulsos años 90 fue Anne Parillaud, una asesina a sueldo mortal en la entretenida 'Nikita', del francés Luc Besson, una producción que dio pie a una serie de televisión y un remake americano, 'La asesina', perpetrado por John Badham, con Bridget Fonda como estrella principal. En 'Thelma & Louise', el dúo protagonista también demostraban su manejo del revolver a pequeña escala, con maneras de camionero, aunque Geena Davis, compañera de reparto de Susan Sarandon en el filme de Ridley Scott, se explayaba mejor en 'Memoria Letal' y 'La isla de las cabezas cortadas', sendos proyectos capitaneados por su entonces marido Renny Harlin que intentaron, sin éxito, catapultar a la conocida actriz como heroína del cine de acción.

Trinity

Carrie-Anne Moss en 'Matrix Reloaded'.
Carrie-Anne Moss en 'Matrix Reloaded'.

Carrie-Anne Moss, la inefable Trinity de la saga 'Matrix', es otra buena muestra del fervor femenino protagonista de estas líneas. Los hermanos Wachowski obsequiaron a la magnética actriz con algunas de las mejores escenas en la primera entrega de una saga esencial en el cine de acción de principios de siglo, desinflada ante los ojos de sus seguidores por la incomprensible inoperancia de sus secuelas. La estética marcó una tendencia que recogieron otras actrices del momento, entre ellas Kate Beckinsale, eliminando vampiros ballesta en ristre junto a Hugh Jackman en la soporífera 'Van Helsing', de Stephen Sommers. Curiosamente, el rostro de 'Pearl Harbor' también interpretó a una chupasangres en la emo-gótica 'Underworld', de Len Wiseman, una especie de cruce entre la propia 'Matrix' y 'Romeo y Julieta' en clave de serie B. Luchaba encarnizadamente contra un ejército de hombres lobo con muy malas pulgas en varias entregas.

Tank Girl

Lori Petty en 'Tank Girl'.
Lori Petty en 'Tank Girl'.

Lori Petty fue la estrella de 'Tank Girl', la criatura comiquera de Alan Martin y Jamie Hewlett. Rachel Talalay dirigió a mediados de los noventa la adaptación a imagen real de las historietas protagonizadas por la chica más descarada del planeta de los tebeos, aficionada a la cerveza y a yacer con canguros mutantes y parlanchines. La chica del tanque, la más rebelde de este lote, pasea sus malos modales por los desolados paisajes de una Australia post-apocalíptica. En su camino se abre paso a base de darle al gatillo, una poderosa razón que la convierte en toda una mujer de carácter, una riot girl de culto, símbolo iconoclasta. Pamela Anderson, la vigilante de la playa, también se convirtió en una heroína de papel, 'Barb Wire', apadrinada por Davis Hogan. La famosa pin up disparó a diestro y siniestro montada en una moto de gran cilindrada, luciendo su melena oxigenada, pero sus encantos y el cuero negro ajustado no encandilaron al público como se esperaba. Pura serie Z.

Tormenta

Halle Berry, como Tormenta.
Halle Berry, como Tormenta.

En la estupenda 'X-Men', una de las escasas adaptaciones del cine al cómic con fundamento, Halle Berry daba vida a Tormenta, capaz de manejar los fenómenos meteorológicos a su antojo con su melena albina al viento. Junto a ella, otras actrices cumplían con creces con otros roles mutantes igualmente atractivos: Famke Janssen asumió el peso de Jean Grey, Anna Paquin se transformó sutilmente en Pícara y Rebecca Romjin-Stamos puso rostro y cuerpo endiablado a Mística, una de las villanas más sensuales del nuevo siglo. Para dar el pego, la rubia actriz tuvo que someterse a sesiones de maquillaje interminables, poco que ver con su preparación del personaje principal de 'Femme Fatale', de Brian de Palma, que también mostraba a una chica con carácter, metida en asuntos turbios en beneficio del suspense. El relevo de supermujeres en la saga muntante lo han recogido varias artistas, otrora emergentes, como Jennier Lawrence, Sofia Turner, Jessica Chastain...

Beatrix Kiddo

Uma Thurman en 'Kill Bill'.
Uma Thurman en 'Kill Bill'.

Beatrix Kiddo es la estrella de la función del díptico 'Kill Bill' –esa historia de amor con mayúsculas, salpicada de sangre y emociones-, donde Uma Thurman se lleva por delante a todo bicho viviente con tal de conseguir su objetivo: la venganza. Dar matarile a un hatajo de asesinas sanguinarias (Daryl Hannah, Lucy Liu y Vivica A. Fox) y rebanarle el pescuezo a base de katana a su retorcido líder espiritual, el pérfido Bill (David Carradine), es su obsesión. Las muy ruines empañaron su boda, sembrando la iglesia de cadáveres, al cumplir con las órdenes del que fuera su jefe y amante. El personaje de Thurman, conocido como La Novia –en el Volumen 1 al pronunciar su verdadero nombre se oía un inquietante pitido-, puso de moda definitivamente, con el arte de su violencia coreografiada, el concepto de superheroína en el cine del siglo XXI.

Aeon Flux

Charlize Theron en 'Aeon Flux'.
Charlize Theron en 'Aeon Flux'.

'Aeon Flux', una rompedora serie de animación creada por Peter Chung, emitida por MTV a mediados de los años 90, tuvo su versión en imagen real con Charlize Theron como cabeza de cartel, en una trama futurista que no gustó a casi nadie, aunque no se llevó el tortazo mayúsculo de 'Ultravioleta', con Milla Jovovich. Caminaban por similares derroteros con singular torpeza. Jennifer Gardner, aclamada por su protagonismo en la serie de acción 'Alias', recreó el papel de Elektra Natchios en la insípida versión cinematográfica de 'Daredevil'.

Su lograda caracterización -mejor que en la serie de Netflix- y el inexplicable taquillazo de la obra de Mark Steven Johnson permitió que el personaje, una arma letal de belleza insuperable, tuviese su propia película en solitario, 'Elektra', un spin-off terrible (la actriz ha repetido recientemente como heroína de acción en 'Pippermint' aka 'Matar o morir'). Saltó también del cómic al cine Mina Harker, la mujer vampira de 'La liga de los hombres extraordinarios', de Stephen Norrington, encarnada por Peta Wilson con hipnótica sensualidad en una versión más bien errática de la genial creación de Alan Moore. Theron también prometía en 'Atómica (Atomic Blonde)', una de las action-movies más decepcionantes de los últimos tiempos.

Lara Croft

Angelina Jolie en 'Tomb Raider'.
Angelina Jolie en 'Tomb Raider'.

El cómic es una de las mayores fuentes de inspiración hollywoodense, pero los videojuegos también están aportando su imaginería al medio audiovisual, con la supervitaminada Lara Croft a la cabeza. Angelina Jolie aprobó con creces, interpretando a la escultural heroína de 'Tomb Raider' en dos ocasiones, pero las adaptaciones a imagen real de uno de los entretenimientos electrónicos más aclamados de la historia cumplieron por los pelos con el expediente, a pesar de mostrar escenarios exóticos y proezas inigualables. El pasado año la popular aventurera tuvo un relanzamiento, un reboot en el argot cinematográfico, con Alicia Vikander como reina de la fiesta. El despliegue de efectos visuales hacía honor a las cabriolas del personaje, aunque el ritmo no acompañaba, un problema extendido en los actuales blockbusters. Jolie también se mostraba peleona en 'Salt' y en la incomprendida 'Wanted (Se busca)', basada en un cómic de Mark Millar.

Alice

Milla Jovovich en 'Resident Evil: El capítulo final'.
Milla Jovovich en 'Resident Evil: El capítulo final'.

La versión en imagen real de 'Resident Evil', de Paul W. S. Anderson, con Milla Jovovich encarnando a Alice, heroína por accidente, dio pie a toda una saga. La protagonista de 'El quinto elemento' se topaba de frente con un terrible virus que convierte a los humanos en amenazantes zombies. No tiene que ser agradable levantarse por la mañana y verse rodeado de muertos vivientes, como bien comprobaba igualmente Sarah Polley en la estupenda revisitación del clásico de Romero 'Dawn of the Dead'. El remake de Zack Snyder cuenta con un primer cuarto de hora de infarto que despertó los elogios del mismísimo Tarantino.

Los no-muertos aficionados a la sangre son el objetivo de Juliette Lewis en 'Abierto hasta el amanecer', de Robert Rodríguez, y de Sarah Michelle Gellar en la reivindicable serie de televisión 'Buffy Cazavampiros' (fiel reflejo de lo infernal que resulta la vida en el instituto para un adolescente). En el cine español, Leticia Dolera esgrimía con arrojo la motosierra en 'Rec 3' para rebanar cadáveres andantes. Hay de todo, hasta Diana Peñalver coqueteo con el mainstream gore en 'Braindead' con el beneplácito de Peter Jackson. Toneladas de sangre.

Alita

Rosa Salazar en 'Alita. Ángel de combate'.
Rosa Salazar en 'Alita. Ángel de combate'.

El cómic japonés, léase manga, está cargadito de mancebas agresivas que imponen su ley. Alita es una de ellas, un ángel de combate cibernético con apariencia de dulce muchacha que protagoniza una serie de ciencia-ficción y un anime convertido en clásico que ha visitado recientemente la cartelera en modo live action de la mano de Robert Rodriguez con producción de James Cameron. Creada por un cirujano de robots a partir de despojos mecánicos hallados en un perdido vertedero, Alita, un humanoide de pasado enigmático, se convierte en una hábil cazadora de recompensas tras aliviar paulatinamente su molesta amnesia. Al descubrir que tiene serias dotes para la lucha, el bello androide se revela como una experta en escarmentar criminales cuando cae la noche. También emplea a fondo sus circuitos compitiendo en el Motorball, un deporte salvaje en el cual varios cyborgs pelean por el control de una bola de metal destrozándose entre golpe y golpe.

Katniss

Jennifer Lawrence en 'Los juegos del hambre'.
Jennifer Lawrence en 'Los juegos del hambre'.

El escritor Stephen King bautizó a Katniss, el personaje principal de 'Los juegos del hambre', como una «Annie con arco y flechas». The Atlantic Monthly la denominó «el personaje femenino más importante en la historia cultural popular reciente». Jennifer Lawrence, también Mística de X-Men, interpreta a esta suerte de Juana de Arco del futuro, cazadora y atleta, una superviviente orgullosa e independiente, aunque le final de la saga tira todo por tierra. Sobre ella cae el peso de liberar a la humanidad del yugo de un gobierno déspota en un mundo futuro que puede ser el nuestro.

La joven actriz se desenvuelve como sirena en el agua en el cine de acción, ámbito también tocaba recientemente en 'Gorrión rojo', filme basado en la novela homónima del antiguo agente de la CIA Jason Matthews, donde encarna a una espía de origen ruso reclutada a la fuerza que no termina de aceptar su identidad frente a sus superiores. La idea puede recordar al popular personaje de Viuda Negra del Universo Marvel, encarnado en la gran pantalla por Scarlett Johansson.

Wonder Woman

Gal Gadot en 'Wonder Woman'.
Gal Gadot en 'Wonder Woman'.

Con más de 100 millones de dólares recaudados en la taquilla estadounidense en su primer fin de semana de estreno, la reciente versión cinematográfica de la famosa heroína de DC Comics dirigida por Patty Jenkins se convirtió en el mejor lanzamiento de un filme dirigido por una mujer en la historia del cine. Había ganas de ver a la heroína en acción en pantalla grande, sobre todo tras su aparición en la caótica 'Batman v. Superman'. La irrupción en escena del mítico personaje, al son de una banda sonora ya característica, esos acordes de guitarra a ritmo de rock, salvaba de la quema una propuesta vapuleada sin compasión por la prensa especializada. El papel encarnado por Gal Gadot bajo las órdenes de Jenkins ha demostrado que el cine comercial rendido al espectáculo también es cosa de mujeres. La Mujer Maravilla es un personaje perfecto para reflejar el poderío femenino. La princesa amazona, chica guerrera, creció sin presencia masculina. Al pisar nuestro planeta, se topa con la diferencia de género que existe en nuestra sociedad. Una defensora de la igualdad ideal a la que interpretó Linda Carter a mediados de los setenta en televisión.

Hanna

Saoirse Ronan en 'Hanna'.
Saoirse Ronan en 'Hanna'.

Hanna, en la piel de Saoirse Ronan, es una niña entrenada para matar que descubre por primera vez el mundo real en una película que mezcla elementos propios de un cuento de hadas con el thriller, otorgando al espectador la oportunidad de degustar una action-movie diferente. La propuesta presenta a una joven con una vida fuera de lo común. Es un soldado capaz de asesinar con las manos, o cualquier objeto a su alcance aparentemente inofensivo. Su padre (Erica Bana), un ex-agente de la CIA, se ha empleó a fondo para enseñarle todo lo que sabe, aislándola de todo. Debido a las circunstancias sale al mundo exterior y se topa con la realidad. La problemática juvenil se da de bruces con una misión que cumplir, ensuciándose las manos de sangre. En camino está la versión serializada para Amazom Prime Video.

Hit-Girl

Chloë Grace Moretz en 'Kick-Ass'.
Chloë Grace Moretz en 'Kick-Ass'.

No están todas las que son pero son todas las que están y Hit-Girl no puede faltar. Jim Carrey renegó de la segunda entrega de la franquicia audiovisual por ser excesivamente violenta a través de un tuit incendiario que se difundió en las redes a la velocidad del rayo. Tras coger el dinero, el popular actor acusó al filme de ser una apología del terrorismo, limpiándose el trasero con varias cláusulas de su contrato. Partiendo de las ácidas viñetas de Mark Millar y John Romita Jr., empapadas de un corrosivo humor negro, las tropelías de Hit Girl son apoteósicas. Fémina de armas tomar, a pesar de su corta edad, la pequeña heroína se enfrenta a toda injusticia con la ayuda de su impredecible compañero de fatigas, el mismo que da nombre a la divertida saga 'Kick-Ass'. Mamporros a diestro y siniestro en un tono mordiente que se mueve al filo del abismo, en los límites de la corrección moral. Chloë Grace Moretz es el rostro de Mindy McCready, el nombre real de la letal adolescente.