Especial Liga 2018-2019

El Betis tiene licencia para soñar

El técnico del Betis, Quique Setién. /ABC
El técnico del Betis, Quique Setién. / ABC

Los verdiblancos vuelven a Europa con una gran plantilla, a la espera de ponerle la guinda con un centrocampista de primer nivel

JACOBO CASTRO Madrid

En el Benito Villamarín se respira ilusión. No es para menos. Tras un año de altibajos con Quique Setién, el particular método del cántabro logró dejar al equipo sexto en Liga, por encima del eterno rival, el Sevilla, y con premio extra: clasificarse para la Europa League. Una competición que no es nueva para los verdiblancos, ya que la jugaron en la temporada 2013-2014. Aquel curso terminó en drama, con un inesperado descenso a Segunda División, algo que fue achacado por muchos a la mala confección que se había hecho de la plantilla, incorporando jugadores de ligas de segundo nivel que no dieron el rendimiento esperado. Quizá por ello, este año el Betis no ha escatimado recursos y ha reforzado todas sus líneas con futbolistas claramente contrastados en las grandes ligas europeas.

En la portería, el dúo que llevaban formando Antonio Adán y Dani Giménez desde la época en Segunda División ya es historia. En su lugar se ha contratado a dos metas con gran cartel, Pau López, del Espanyol, y Joel Robles, del Everton. Lo mejor, el coste: ambos han llegado tras finalizar contrato. En defensa, la marcha de Durmisi, fijo el pasado año, sumada a la de Rafa Navarro, lateral derecho suplente, obliga a contratar al menos un jugador que haga la competencia a Barragán y al joven Junior.

El primer objetivo, Montoya del Valencia, puso rumbo a Inglaterra, por lo que los béticos tendrán que seguir peinando el mercado. No hay deberes pendientes en el centro de la zaga, donde la llegada de Sidnei, fichado del Deportivo por poco más de cuatro millones, permitirá a Setién repetir su defensa de tres centrales cuando lo vea necesario.

En el centro del campo es donde ha llegado la gran baja. La marcha de Fabián al Nápoles por 30 'kilos' exige una contratación de gran nivel para llenar ese hueco. Mientras los focos apuntan a jugadores como el portugués Joao Mario, Setién cuenta con su paisano Canales, llegado de la Real a coste cero, que intentará demostrar su talento con el objetivo de minimizar la ausencia del canterano. Curiosamente, es también en la medular donde los verdiblancos han hecho, hasta ahora, su contratación estrella. William Carvalho, campeón de Europa con Portugal y titular en el Mundial de Rusia, ha llegado previo pago de 20 millones al Sporting de Lisboa. Un 'stopper' de primerísimo nivel.

El japonés Inui, una de las revelaciones de la pasada Copa del Mundo, fichado a coste cero del Eibar, se suma a unas alas espectaculares que se intentarán completar con un sueño casi imposible: Lucas Moura. No se sabe si el brasileño llegará, pero el que si estará será el eterno Joaquín, que a sus 37 años seguirá mostrando su clase cada domingo.

Arriba, el máximo goleador de la historia del club, Rubén Castro, cerró definitivamente su estancia como bético. Loren, Sergio León y Sanabria, como ya hicieron la pasada campaña, tratarán de que el recuerdo del canario sea el menor posible. Además, no se descarta que alguno más les acompañe en esta tarea. Un equipo completo, a la medida de su entrenador, para aspirar a todo en las tres competiciones. Mientras, la afición se ilusiona con la vuelta a Europa pensando que el segundo año de la era Setién puede ser mejor, incluso, que el primero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos