El número de parados vuelve a superar los 3,2 millones pese al empuje del empleo en septiembre

El número de parados vuelve a superar los 3,2 millones pese al empuje del empleo en septiembre

Se crearon casi 23.000 nuevos puestos, el tercer mejor dato de la serie, gracias principalmente al intenso incremento en el sector de la educación

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Septiembre agridulce para el mercado laboral. La nota amarga la pone el hecho de que el número de parados registrados vuelve a aumentar en el séptimo mes del año, en este caso en 20.441 personas más -algo que, no obstante, no sorprende en esta época-, y, de esta forma, vuelve a superarse la barrera de los más de 3,2 millones de desempleados. Pero el toque de azúcar se encuentra en que se trata de una cifra inferior a la del pasado año, cuando creció en 27.858 desempleados más en las listas del INEM, así como en que es el menor alza en este mes desde el ejercicio 2014, según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Trabajo.

Pero, principalmente, el lado dulce está en que se ha creado empleo en un mes que tradicionalmente trae destrucción por coincidir con el final de verano. Así, la Seguridad Social sumó 22.899 afiliados, lo que representa el tercer mejor registro de septiembre de toda la serie histórica. Pese a ello, se trata de una cifra un poco inferior a la de 2017, cuando se generaron más de 26.000 trabajos, y no sirve para compensar la gran pérdida de puestos de trabajo que hubo el pasado agosto, con 200.000 cotizantes menos, la mayor pérdida de la última década.

Aun así, los expertos coinciden en señalar que son mejores datos de los que se esperaban, más en un momento en que hay señales de desaceleración económica. Y el propio secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, admitió en rueda de prensa que existe una cierta ralentización del crecimiento del mercado de trabajo español, aunque resaltó que los datos de septiembre ponen de relieve que «nuestro crecimiento funciona muy bien y de forma equilibrada», con lo que «la actividad económica no se resiente».

De esta forma, la cifra de afiliados creció hasta los 18,86 millones después de que en los últimos doce meses el sistema haya ganado 526.551 ocupados. Esto supone un incremento interanual del 2,87%, casi un punto por debajo de la tasa registrada en mayo, cuando alcanzó el máximo ritmo del presente ciclo económico: un 3,85%. El avance más intenso se localiza en el Régimen General, que se impulsó un 3,27% frente a la media interanual del conjunto del 2,87%, mientras que el régimen de autónomos creció un 1,16% interanual, lo que refleja una pequeña desaceleración de cuatro centésimas respecto a agosto.

La mayor parte del empleo generado en septiembre procede del sector de la educación, nada más y nada menos que 53.308 más, como consecuencia de esos profesores a los que dieron de baja en verano y que con el comienzo de curso volvieron a contratar, algo que el Gobierno tiene el firme propósito de cambiar puesto que lo propio sería que cotizaran durante todo el año. Tras la educación, las actividades administrativas y los servicios auxiliares incrementaron sus trabajadores en 20.689, la industria manufacturera sumó 13.840 y, en menor medida, la construcción, con 7.732 nuevos afiliados, y los científicos y profesionales técnicos, con 7.313 puestos más.

Por el contrario, el fin de la campaña turística hizo disminuir con fuerza el empleo en la hostelería, que perdió casi 40.000 cotizantes; el comercio, donde se destruyeron 31.963 trabajos, y las actividades sanitarias y servicios sociales (-14.038).

Por su parte, el paro registrado creció sobre todo en el sector servicios, que suman 30.000 personas más como consecuencia del fin del verano, y bajó en el resto de sectores, pero especialmente en la agricultura, con 8.437 desempleados menos por el comienzo de la campaña de la vendimia.

Menos contratos temporales

La tendencia a la desaceleración se refleja también en el número de contratos registrados, que en septiembre descendió en 40.870 hasta firmarse un total de 1.952.397. Pero la buena nueva es que de ellos 232.768 fueron de carácter indefinido, lo que representa 40.078 más que un año atrás (un alza del 20,8%), el número más alto de contrataciones indefinidas celebradas en un mes de septiembre en toda la serie histórica. Se encadenan a su vez, 56 meses de aumentos consecutivos.

Esto es en gran medida consecuencia de la puesta en marcha en agosto del Plan Director por un Trabajo Digno, que solo con el envío de cartas a empresas permitió convertir más de 46.000 empleos temporales en fijos. De esta forma, entre las nuevas contrataciones, las indefinidas representan este mes un 11,92% de las registradas, un porcentaje en más de dos puntos superior al de hace un año (9,67%).

 

Fotos

Vídeos